fcb.portal.reset.password

Neymar, en la celebración de uno de los goles contra el Villarreal / MIGUEL RUIZ - FCB

Hablaba Luis Enrique de la importancia de ganar, para cerrar este ciclo entre el parón de selecciones sin perder ningún partido. El FC Barcelona ha hecho realidad los deseos de su entrenador y ha derrotado en el Camp Nou a un Villarreal rocoso, serio y bien posicionado (3-0), que no ha cedido en su intento de mantener su portería a cero hasta la segunda mitad. Con un buen trabajo y paciencia, sin embargo, el Barça ha podido superar el planteamiento amarillo. Los goleadores del encuentro, un Neymar y un Suárez que siguen con su romance de cara a portería. Sergio continúa en estado de gracia y la defensa ya suma cuatro partidos sin encajar un gol.

El Barça ha sido superior, con más posesión, control del juego y ocasiones. Pero ha tenido problemas para superar el muro del submarino. Antes de la primera diana de Neymar, la que abría el marcador ya en la segunda mitad (59'), los de Luis Enrique lo han intentado, pero se han encontrado con un equipo, el de Marcelino García, que ha salido como no se esperaba: bien plantado sobre el terreno de juego, eso sí, pero en su propio campo para forzar el error y buscar el contragolpe. Así pues, los azulgrana, constantemente, se han encontrado con algún futbolista del Villarreal que ha tapado un centro, una jugada o un disparo a portería. En contadas ocasiones Areola ha tenido que servir de portería. Sólo en un par de acciones de Suárez, al inicio del partido, con dos disparos del uruguayo que han salido desviados por poco.

Aunque lo ha hecho en la segunda mitad, Neymar tampoco ha podido cantar un gol en la primera, pero ha calentado motores y, con regates y jugadas marca de la casa, ha hecho sudar a la defensa amarillo. El brasileño lo ha probado en diferentes ocasiones, ya sea desde fuera del área como desde el interior, cuando ha superado a tres defensas pero se ha topado con el portero (24'). También de media chilena, en un intento de remate tras un pase de Suárez (28'). Pero el que ha tenido la oportunidad más clara ha sido Mathieu, en un contragolpe muy bien generado, que ha acabado salvando Areola (26'). Antes del descanso, el Villarreal ha podido dejar en nada ese dominio azulgrana, pero un disparo desviado de Soldado (36') y una gran intervención de Bravo, que ha parado un remate de Castillejo desde el interior del área (44'), han hecho que el partido se fuera al descanso con el marcador inicial.

El premio llega rápido

Con Areola sacando el remate de Alves sobre la línea, después de un centro de Neymar (48'). Así ha comenzado la segunda mitad, con el Barça en busca del gol y el Villarreal sin ceder opciones. Pero Sergio, exhibiéndose de nuevo, ha visto el agujero y allí ha puesto el balón. Y Neymar ha visto la jugada y ha llegado más rápido que los defensores. Así, solo ante Areola, el brasileño ha podido hacer subir el 1-0 al marcador, que ha permitido a los azulgranas jugar con más tranquilidad. Más aún cuando Suárez ha transformado el penalti del 2-0 (69'), después de que Jaume Costa hiciera caer a Munir en el interior del área. Con dos goles de renta, el partido se ha enfriado, pero el Barça ha continuado llegando. Una maravillosa obra de arte de Neymar, que ha recibido un pase de Suárez, se ha hecho un sombrero a él mismo y al defensa y ha rematado a gol, ha terminado por culminar un muy buen partido del Barça, que afrontará el parón por selecciones y el Clásico del día 21 de noviembre con 27 puntos.

Volver arriba