fcb.portal.reset.password

Luis Suárez y Leo Messi celebran uno de los goles contra el Valencia / VICTOR SALGADO - FCB

El Barça se ha exhibido en el Camp Nou. En el partido de ida de la semifinal de Copa, contra el Valencia, ante su afición y con una gran final en juego. Los de Luis Enrique han ganado claramente este primer duelo, ante un equipo dirigido por Gary Neville superado en todas las facetas del juego. Después de los siete goles marcados, un resultado imposible de imaginar ni para los más optimistas, los azulgrana ya tienen más de un pie en una nueva final de la competición del KO, cuando todavía falta el partido de vuelta en Mestalla. Suárez, con un póquer de goles, y Leo Messi, con un hat-trick, fueron los goleadores de un grupo sin freno, que ha mostrado su mejor versión, la que no puede ser vencida.

Diferencias rápidas

El Barça ha sido el mejor Barça durante la primera mitad. Porque ha practicado 45 minutos de auténtico ensueño, que han servido para dejar tocado a un Valencia que, hasta el minuto 40, no se ha acercado al área defendida por Ter Stegen. Ha sido en un córner, en el que Parejo ha enviado el balón a las nubes. Una acción y nada más, porque en la ida de esta semifinal, la mejor defensa del Barça ha sido su ataque sin especulaciones, a pesar de los 180 minutos del global de la eliminatoria.

Luis Enrique tenía claro lo que debían hacer. Y sus hombres lo han puesto en práctica, con un juego sinfónico, coral, animado e intenso, propio del fútbol-fantasía. El Barça, con este alto ritmo, ha conseguido marcar tres goles antes del descanso, que han servido para dar tranquilidad y, porque no, para poner un pie en la final de Copa.

El mejor tridente ha sido el encargado de liderar al once titular y, rápidamente, han entrado dentro del partido. Tan rápidamente que, en el minuto 10, el Barça ya ganaba 2-0. Ambas dianas, obra de un Suárez inspiradísimo. En la primera acción, ha conseguido batir a Ryan con un tiro cruzado, tras una conducción veloz y perfecta de Neymar desde el centro del campo hasta la frontal (1-0, 6'). El segundo, en una jugada colectiva del Barça -hasta nueve jugadores tocan la pelota-, con un gran remate de primeras del uruguayo, que ha recibido un pase atrás de Aleix Vidal, tras un pase mil·limètrico de un Sergio de nuevo imperial (2-0, 10'). Porque si el tridente ha puesto el arte, el de Badía ha sido el encargado de dirigir toda esta orquesta azulgrana.

El 2-0 reflejaba la comodidad con la que ha jugado el Barça, ante un Valencia que no ha podido hacer nada con el vendaval ofensivo de los locales. El espectáculo azulgrana en el Camp Nou ha continuado con otra jugada preciosa, que ha vuelto a terminar en gol: conducción de Iniesta y cesión para Neymar, asistencia de tacón para Messi y gol del argentino (3-0, 28').

Un marcador amplio que aún podría haber sido más antes del paso por vestuarios. Porque Messi se ha topado con el larguero (44'), tras una recuperación de Suárez y una carrera por la banda, y Neymar ha fallado un penalti (45'). Una pena máxima que no ha significado el 4-0, pero que ha dejado al Valencia con 10 hombres, tras la expulsión de Mustafi, que ha hecho caer a Messi en el interior del área, siendo el último hombre.

El marcador se amplía

Con superioridad numérica, el Barça no ha necesitado tanta intensidad para hacer daño a un Valencia poco ubicado y superado. Los de Luis Enrique han avisado, con un golpe de cabeza de Piqué a la salida de un córner (52'), con un remate de Sergio en un rechazo (54') y con una rosca de Messi (56'). El cuarto gol, sin embargo, no se ha resistido cuando el Barça ha sacado a pasear la técnica de Arda, con un pase milimétrico a Suárez, la calidad del uruguayo, con un pase de espuela, y el talento innato de Messi, que ha chutado para superar a Ryan rodeado de tres jugadores (4-0, 58'). El argentino no ha tenido suficiente y ha hecho el hat-trick, el quinto gol para el Barça, tras robarle el balón a Parejo y aprovechar la pasividad de la defensa che (5-0, 73').

El que tampoco se ha detenido y ha demostrado tener una capacidad goleadora inagotable ha sido Luis Suárez, que también ha marcado su tercer gol. En un centro de Adriano, y con muy poco ángulo, el uruguayo ha visto el único agujero que había para enviar el esférico al fondo de la red con un remate de cabeza (6-0, 82'). Sin freno, Suárez no ha tenido piedad del Valencia y ha hecho el séptimo gol del partido, su póker particular, para, ahora sí, cerrar definitivamente el marcador de un encuentro en el que la afición y los jugadores se lo han pasado en grande. Ahora el Barça lo tiene todo de cara para el enfrentamiento de vuelta en Mestalla. Sin embargo, dentro de una semana, habrá que rematar la clasificación para una nueva final de la Copa.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();