fcb.portal.reset.password

 

El curso 2015/16 llega a su fin para el FC Barcelona, y lo hace con toda una final de la Copa del Rey. El conjunto de Luis Enrique se enfrenta con el Sevilla este domingo con el título de la competición del KO en juego. Un título que, en caso de triunfo culé, significaría la consecución de otro doblete histórico. Y es que, después de proclamarse campeón de la Liga la semana pasada en Granada (0-3), el Barça busca la que sería la 28ª Copa del Rey de su historia. Se destacaría aún más como el Rey de Copas y cerraría una nueva temporada de éxitos.

El partido se disputará en el estadio Vicente Calderón entre el actual campeón de Liga, el Barça, y el de la Europa League, el Sevilla. Dos equipos en forma que quieren cerrar de la mejor manera posible una temporada que ya se puede considerar buena. Y es que el Barça, antes de la Liga, ya había ganado también la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Así pues, levantar la Copa sería poner la guinda al pastel y sumar otro doblete.

Culés y andaluces revivirán en el Vicente Calderón un duelo que ya se ha disputado tres veces esta temporada. De hecho, los dos equipos completarán un curso capicúa. Y es que, aparte de los dos partidos de Liga -derrota azulgrana en el Sánchez Pizjuán por 2-1 y triunfo en el Camp Nou por 2-1-, Barça y Sevilla inauguraron la temporada disputando la Supercopa de Europa en Tiflis el mes de agosto. En aquella ocasión, los de Luis Enrique se proclamaron campeones al imponerse 5-4 en un partido loco gracias a los goles de Messi (2), Rafinha, Suárez y Pedro.

Con todo a Madrid

Para este encuentro, Luis Enrique podrá contar con toda la plantilla al completo, después de que Claudio Bravo y Sandro Ramírez recibieran el alta médica. De este modo, la enfermería azulgrana se ha vaciado y los 24 jugadores están a disposición del técnico asturiano, que ha decidido llevarse a todos sus hombres a Madrid. Así pues, repite la fórmula que ya utilizó la semana pasada para el duelo decisivo de la Liga en Granada.

El Sevilla de Unai Emery, por su parte, llega a la final con la moral por las nubes, después de haberse proclamado esta misma semana campeón de la Europa League. El conjunto andaluz se impuso por 1-3 al Liverpool en la final disputada en Basilea y levantó el tercer título consecutivo. Unos días después, los de Emery llegan a Madrid con algunas bajas sensibles. El técnico vasco no puede contar con Krohn-Dehli y Trémoulinas, por lesión, ni con Kolo y Nzonzi, por sanción.

Volver arriba