fcb.portal.reset.password

Messi celebra con rabia su segundo gol del partido contra el Espanyol / MIGUEL RUIZ-FCB

El acceso a los cuartos de final de la Copa del Rey está más cerca. El derbi jugado este miércoles en el Camp Nou en una jornada de reyes fría ha comenzado con un gol de Caicedo en la única acción de peligro visitante y ha terminado con una goleada azulgrana que da argumentos optimistas al equipo de Luis Enrique para cerrar la eliminatoria la próxima semana en Cornellà. Messi, autor de un doblete y de dos asistencias de gol a Piqué y Neymar Jr, ha sido el líder azulgrana y también ha querido tener un detalle de reyes, regalando a la afición una obra de arte en el disparo de falta que ha significado el 1-2.

Después de verse las caras en un intenso partido de Liga que acabó sin goles, jugado en Cornellà hace solo cuatro días, el capítulo de Copa del Rey en el Camp Nou ha sido muy distinto. En el derbi de los octavos de final no ha faltado intensidad pero sí ha habido goles. Y no han tardado ni un cuarto de hora en llegar. Primero se ha pronunciado el Espanyol, gracias a una pelota recuperada por Marcos Asensio. El contragolpe del balear ha acabado con Caicedo entrando solo dentro del área y con capacidad para chutar a la izquierda de Ter Stegen.

La acción ofensiva del Espanyol, aislada, ha provocado una respuesta inminente liderada por un Messi que este curso ya ha marcado en las seis competiciones disputadas. El argentino no ha fallado ante Pau López cuando ha recibido, desde la frontal, una asistencia de Iniesta. El capitán ha cogido la batuta del ritmo de juego azulgrana y, asociándose con Neymar Jr, ha buscado el desequilibrio ante Javi López.

El Barça tenía cerrado el Espanyol en su propio campo y el objetivo era buscar el segundo gol antes del descanso. El árbitro podría haber pitado un penalti del capitán visitante sobre el brasileño, pero el segundo tanto llegó en un disparo de falta, ejecutado magistralmente por Messi cuando se estaba llegando al descanso. El balón ha salido con potencia por sobre la barrera y ha colisionado con la parte inferior del travesaño, haciendo inútil la estirada de Pau López.

La remontada se ha consolidado en el inicio de la segunda mitad. Una asociación en la banda izquierda entre Iniesta y Messi ha terminado con un buen centro del argentino hacia Piqué. El central azulgrana, con alma ofensiva, estaba dentro del área pequeña de Pau López y ha debilitado aún más a un rival resignado a defender.

Dos nombres propios

Sin Felipe Caicedo, retirado por lesión, Ter Stegen ha sido todo un espectador de la segunda mitad mientras el equipo de Luis Enrique buscaba el cuarto gol en un partido especial para dos nombres propios: Arda Turan y Aleix Vidal. Después de seis meses en los que sólo han podido entrenarse, los dos debutantes han mostrado luchadores y bien integrados con el juego del equipo. El turco ha actuado como interior derecho en su hora de juego mientras que el lateral catalán ha ocupado el lugar de Dani Alves en unos últimos 30 minutos con poco ritmo por las infracciones visitantes.

Hernán Pérez y Diop han sido expulsados y el Barça ha continuado presionando hasta conseguir el cuarto gol, obra de Neymar Jr. El brasileño ha protagonizado un buen remate dentro del área y ha establecido un 4-1 definitivo que permite afrontar con satisfacción la vuelta de los octavos de final (miércoles 13 de enero, 21:00 horas).

Volver arriba
_satellite.pageBottom();