fcb.portal.reset.password

Gol de Neymar al Rayo / MIGUEL RUIZ-FCB

Superando los peligros del parón por compromisos internacionales y las lesiones, el Barça ha retomado la Liga con una goleada ante el siempre atrevido Rayo Vallecano, que se había adelantado. Neymar Jr ha sido la indiscutible estrella del duelo, con un recital de controles, regates, oportunidades, asistencias y goles. Hasta cuatro. Liderazgo en mayúsculas. Absolutamente fundamental para resolver una cita con mucha discusión por el balón y más complicaciones de las que indica el resultado.

Sólo han hecho falta dos jugadas para observar las intenciones de los dos equipos. Presionaban muy arriba, lo que era sinónimo de ambición, de fútbol ofensivo. La tarde prometía. Porque este Rayo se ha ganado un respeto y el Barça ha salido concentrado e intenso. Había muchos espacios y, en el minuto 6, un lúcido Sergi Roberto ha dejado a Rakitic solo ante Toño, pero el portero le ha ganado la partida al croata. El trabajo de los centrocampistas ha sido colosal.

El Barça en bloque apretaba la salida de balón del Rayo y, así, una recuperación de Busquets ha habilitado a un Suárez que tampoco podía superar Toño (min 9). Habían pecado nuevamente de poca efectividad los locales. En cambio, los visitantes en la primera aproximación, en la salida de un córner, han marcado el 0-1 por medio de Javi Guerra. Al contrario que en cualquier otro partido, el rival no se ha cerró. Ni mucho menos. Los dos cuadros seguían atacando y, en el 21, Neymar empataba transformando un penalti que él mismo había forzado.

A continuación, al propio Neymar Jr. le anulaban un golazo por un fuera de juego posicional de Suárez y Piqué. El partido estaba precioso, con el Barça hambriento. En el 25, Sandro disponía del tercer uno contra uno de la noche y disparaba alto. No paraba de generar ocasiones flagrantes el vigente campeón. Neymar Jr. estaba pletórico y a la media hora forzaba otra pena máxima con una genialidad memorable. El líder azulgrana firmaba, con mucha tranquilidad, el 2-1. No había tregua. Incluso, antes del descanso, el '11' reclamaba un tercer penalti, aparentemente claro, como los sí pitados.

Aparecería más fuerte el Rayo en la reanudación y Bravo le salvó el 2-2 con hasta tres intervenciones cruciales, dos de ellas consecutivas. Ahora se jugaba más en terreno azulgrana. Parecía notar el esfuerzo anterior el Barça. Eso sí, amenazaba en sentenciar a mi contra. Y así fue. Cuando más necesario era. En una veloz transición, Toño ha evitado el gol de Suárez, pero no el hat-trick de Neymar. Aquí terminó el encuentro. Sobre todo porque a continuación el uruguayo regalaba el 4-1 al brasileño.

El bravo Rayo se había desmoralizado y Neymar y Suárez se intercambiaron los papeles para colocar el quinto (min 77). Lo merecía el '9' por todo el esfuerzo. También los madrileños habían hecho lo suficiente como para llevarse un mejor bagaje y lo obtuvieron en las postrimerías con el 5-2 de Jozabed. Cerraba una noche de mucho fútbol y Neymar.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();