fcb.portal.reset.password

Thomas Vermaelen celebra el gol de la victoria / VÍCTOR SALGADO-FCB

El campeón sigue respondiendo. Este sábado, contra un incómodo Málaga, ha sumado su segunda victoria de Liga gracias a un gol de Thomas Vermaelen -su primero como azulgrana- en el minuto 72 de partido. Hasta entonces, había picado mucha piedra el Barça, consciente que los andaluces eran los únicos que habían superado la temporada del triplete sin caer contra los hombres de Luis Enrique.

La persistencia culé, sin embargo, se ha visto premiada, como ya ocurrió en la primera jornada. En este sentido, han sido compromisos con un guión paralelo, resueltos por la mínima con un tanto en el segundo tiempo. Poco a poco y con buena letra, el Barça afronta el primer parón de Liga habiendo hecho el trabajo en la Liga. Atrás quedan dos duelos exigentes contra Athletic Club y Málaga, que han demandado un Barça con oficio, insistente y trabajador.

Vuelve el tridente

Se esperaba con muchas ganas en el Camp Nou el reencuentro de Messi, Suárez y Neymar Jr en partido oficial. Muy pronto, el uruguayo ha celebrado el primer tanto, rápidamente anulado por el árbitro por un empujón previo sobre Angeleri. Más allá de este primer susto, el inicio de partido ha sido un poco espeso. No alcanzaban los culés a generar juego con la velocidad y precisión habituales, lo que favorecía a un Málaga prudente que, mediante Juankar, a punto ha estado de hacer el gol de San José desde campo propio.

A partir del minuto 20 el Barça ha mejorado. Mascherano ha estrellado un balón en el travesaño y Suárez ha probado repetidamente a Kameni, siempre bien colocado. El Málaga había sufrido la lesión de Weligton y se aplicaba cada vez con más dureza. Al Camp Nou no le ha gustado la permisividad arbitral y se han visto los primeros pañuelos después de que no se concedieran ninguno de los dos penaltis prácticamente consecutivos reclamados por los azulgranas. La tensión tocaba techo coincidiendo con el descanso.

A todas ha salido el Barça en la reanudación. Messi ha exigido repetidamente a Kameni en los primeros compases de un segundo tiempo en el que los de Luis Enrique, ahora sí, triangulaban con la velocidad y precisión con la que se han convertido en campeones de Liga, Copa y Champions. Sobrevivía como podía el Málaga, que ya hacía rato que había renunciado incluso a los contragolpes.

Era una cuestión de tiempo que el Camp Nou cantara su primer gol oficial de la temporada. Lo que se esperaban pocos, sin embargo, era que el autor de esta primera diana del curso fuera Thomas Vermaelen, que ya había completado un gran partido, como Javier Mascherano, en el eje de la defensa.

Ironías del destino, la victoria se ha decidido desde el punto de penalti... sin que el árbitro pitara alguno de todos los reclamados por los culés. Ha tenido que ser después de un centro de Luis Suárez desde la izquierda, despejado por Kameni, cuando Vermaelen ha empalmado un remate imparable desde el punto fatídico. Miraba al cielo y sonreía el '23' azulgrana, el hombre que ha acabado con la resistencia malagueña tras 252 minutos parando el Barça. Tres puntos a la persistencia.

Volver arriba