fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, durante la entrevista / MIGUEL RUIZ - FCB

[[DES_1]] Luis Enrique Martínez es el entrenador del segundo triplete de la historia del FC Barcelona. Cumple su segunda temporada al frente del primer equipo azulgrana y ya lo ha ganado casi todo. Ahora, justo antes de disputar el Mundial de Clubes, el asturiano ha concedido una extensa entrevista exclusiva a Barça TV y a fcbarcelona.es, en que descubre algunos aspectos personales que no había tratado hasta el momento, como su afición por el deporte extremo o la compaginación de la vida futbolística con la familiar.

"Mi mujer diría que la primera casa es el Barça y la segunda, la nuestra", explica Luis Enrique al inicio. Y es que el técnico explica que el cargo de entrenador del Barça "absorbe mucho, ya que a veces tienes que saber decir 'basta'", y que le es imposible desconectar del fútbol. "Lo que la gente ve de un entrenador en el campo es la punta del iceberg de todo el trabajo que se hace: desde el análisis de los rivales, hasta la preparación de cada sesión de entrenamiento. Es muy intenso, porque sólo hay tres días entre partido y partido", comenta. El técnico asturiano detalla su día a día durante la temporada y analiza un staff técnico que le ha acompañado en todos los éxitos. "Son tan pesados como yo. Si no, no trabajaríamos juntos", bromea.

La esencia de la gestión del día a día en el filial y el primer equipo es la misma

El asturiano ha triunfado en el primer equipo después de haber dirigido el filial del Barça en su primera experiencia en los banquillos. Durante la entrevista, hace referencia en varias ocasiones a su paso por el Miniestadi, comparando las tareas en un equipo y en otro. "Trabajamos con la misma idea futbolística, pero con conceptos diferentes porque los jugadores no son iguales. La esencia de la gestión del día a día es la misma", comenta.

En este aspecto, destaca el hecho de dirigir el tridente formado por Messi, Neymar y Suárez: "Son jugadores únicos. Se ha demostrado que es posible que haya más de un crack en un equipo. Tenemos muchos jugadores que son los mejores en sus posiciones. Es un panorama perfecto". Sobre las tres estrellas, el técnico afirma, sin reparos: "Messi es el mejor jugador del mundo reconocido y, para mí, el mejor de la historia; Neymar va camino de ser uno de los mejores y Suárez es el mejor delantero centro sin duda".

Luis Enrique habla también de la presión, la responsabilidad y la gestión personal de su cargo. "No me afecta la presión. Al final te pones barreras, porque hay cosas que afectan como a cualquier ser humano y tienes que protegerte", reconoce en este sentido. Además, repite una de las frases que más se le recuerdan en los primeros meses al frente del primer equipo del Barça: "El elogio debilita". En cuanto a la autoexigencia que se aplica, el asturiano cree que "cada año tienes que evolucionar" y destaca que "el reto principal es seguir ganando y crecer en todas las competiciones".

"Tenemos que seguir creciendo, este es un equipo para batir records". Así de ambicioso e ilusionado se muestra Luis Enrique cuando mira al futuro. Asegura que en esta segunda temporada se encuentra más cómodo en el banquillo, porque "el feedback con los jugadores es mejor" y que los retos que vienen "son muy atractivos".

Tenemos que seguir creciendo, este es un equipo para batir records

Aunque reconoce tener mucho carácter y ser "temperamental", Luis Enrique también afirma que le gusta mucho "hacer bromas". "Me gusta que haya buen ambiente en el vestuario, que haya música antes de un partido. Debemos hacer disfrutar a los aficionados y nos lo tenemos que pasar bien nosotros", dice. En este sentido, admite que nunca ha tenido problemas en un vestuario: "Tengo facilidad para comunicarme con los compañeros, me gusta ser cercano con los jugadores y luego tomar decisiones como entrenador. Los jugadores son lo suficientemente inteligentes para saber lo que tienen que hacer".

Durante la entrevista, Luis Enrique también habla de valores en la formación de los jóvenes -"los padres deben obligar a los niños a estudiar, y dejar que disfruten del fútbol"-, de su época de jugador -"lo que me gustaba de verdad era marcar, hacer asistencias, entradas...",- de los inicios como técnico -"nunca había pensado en ser entrenador y al principio me costó "- y de lo que hará cuando deje el Barça -"seguro que me cojo como mínimo un año sabático".


Entrevista exclusiva con Luis Enrique por fcbarcelona

La vertiente más personal

Durante la entrevista, Luis Enrique habla de su afición para algunos deportes extremos. "Empecé corriendo carreras de 10 kilómetros, después medias maratones, maratones y probé la bicicleta. Me llena y me motiva cuando no estoy trabajando", explica. Reconoce que es una afición que "viene de serie" y que montar en bicicleta le "sirve como terapia". Se destapa también como un gran aficionado al pádel - "soy un paquete", bromea, pero admite que hay pocas cosas que lo hagan desconectar del fútbol. También habla de música -le gusta escuchar Manolo García y Coldplay, entre otros- y de moda: "La ropa es cosa de mi mujer, pero soy consciente de que en ocasiones soy la imagen del FC Barcelona y no puedo ir como quiero"

Volver arriba