fcb.portal.reset.password

El Barça celebra el triunfo contra el Málaga, el séptimo de forma consecutiva / MIGUEL RUIZ - FCB

El triunfo del Barça en la Rosaleda permitió a los azulgranas colocarse en la primera posición de la clasificación de forma provisional. Además, sin embargo, la victoria dejó una serie de datos destacados que repasamos a continuación:

- 24 partidos sin perder de forma consecutiva. La última derrota del Barça fecha del 3 de octubre, en el Sánchez Pizjuán. Desde entonces, los de Luis Enrique han sumado 5 empates y 19 victorias, las siete últimas también de forma consecutiva. Esta racha de 24 partidos iguala, pues, los registros del Barça 2005/06, dirigido por Frank Rijkaard, con 20 victorias y 4 empates. Ahora, Luis Enrique sólo puede atrapar dos nombres propios: el de Rinus Michels, la temporada 1973/74 (27), y el de Pep Guardiola, el curso 2010/11 (28).


- Gol tempranero. El Barça marcó el primer gol muy temprano, en el primer minuto de juego. La última vez que el conjunto azulgrana hizo el primer gol tan temprano, jugando a domicilio, fue contra el Huelva, la temporada 2008, a través de las botas de Samuel Eto'o.

El gol de Munir contra el Málaga (0-1)


- En racha. El delantero de origen hispano marroquí está viviendo un mes de enero muy dulce, entre la Copa del Rey y la Liga. De hecho, en los últimos diez días, Munir ha jugado tres partidos. Y en los tres ha marcado: 2 goles contra el Espanyol en la Copa, 1 contra el Athletic Club en San Mamés, también en la Copa, y una más contra el Málaga, en la Liga. Así pues, en este 2016, el madrileño suma 4 dianas.


- 575 minutos sin encajar. Así deja Claudio Bravo su racha de imbatibilidad, porque, después de dejar la portería a cero en seis partidos de forma consecutiva -Guangzhou, River, Betis, Español, Granada y Athletic-, contra el Málaga sumó 32 minutos más a su cuenta particular. No pudo evitar el tanto de Juanpi, pero fue clave en el triunfo final del Barça: 8 paradas y un 88,9% de efectividad, su partido con más paradas desde que llegó al Barça.

Las acciones de Bravo. Triángulo amarillo, balones rechazados. Cuadrado verde, pases buenos


- Repite Adriano. Como curiosidad, el brasileño asistió a Messi en el segundo gol azulgrana de la tarde, precisamente cuatro años y un día después de su última asistencia, también en La Rosaleda y al mismo Leo Messi.

El gol de Messi, después de la asistencia de Adriano (1-2)

Volver arriba
_satellite.pageBottom();