fcb.portal.reset.password

Leo Messi, que ya lleva 450 goles con el Barça, querrá seguir aumentando sus registros / MIGUEL RUIZ - FCB

Primera de las cinco finales que quedan para volver a ser campeones de Liga. Los jugadores del FC Barcelona son conscientes de que para conquistarla deberán ganar los cinco partidos. Y no se les pasa por la cabeza otro escenario que no sea éste. Con el Atlético de Madrid empatado a puntos en la segunda posición y el Real Madrid en la tercera plaza a un punto, los azulgranas viajan a Riazor con el único objetivo de volver a la senda de la victoria y sumar tres puntos vitales para seguir el frente de la clasificación y restar una jornada menos por conquistar la segunda Liga consecutiva, la sexta en ocho temporadas. El Barça quiere demostrar porque sigue siendo el líder de la Liga y se ve capaz de revertir una situación de la que no están acostumbrados. Pero los grandes equipos se hacen fuertes en los momentos delicados y nadie duda de que este Barça tiene suficiente calidad como para levantarse.

El camino a seguir es el partido que hizo el equipo contra el Valencia. "Sería una buena señal", reconoce Luis Enrique en la rueda de prensa previa. Y es que el técnico asturiano está convencido de que si hay alguien capaz de levantarse este es el Barça. En la convocatoria para este partido, el técnico asturiano no cuenta con el sancionado Gerard Piqué, por acumulación de tarjetas, a pesar de que ha viajada con el equipo para animar a sus compañeros. Tampoco podrán jugar los lesionados Sandro, Vermaelen y Mathieu, mientras que Arda Turan se ha recuperado de la gastritis y sí que estará disponible. Aleix Vidal y Masip han sido los jugadores descartados.

El Deportivo, por su parte, llega al duelo con la permanencia prácticamente en el bolsillo, aunque todavía no cerrada del todo. Un hecho que para el técnico Víctor Sánchez del Amo "no les asegura la permanencia matemática". Los gallegos ya saben lo que es puntuar contra el Barça. Lo han conseguido en los últimos dos enfrentamientos disputados en el Camp Nou, cuando los dos partidos terminaron 2-2, tanto la temporada pasada como en el duelo de la primera vuelta. Además, el Depor llega al partido después de haber logrado un valioso empate del Sánchez Pizjuán en la pasada jornada (1-1). Del Amo no podrá contar, para este partido, con los sancionados Arribas y Lopo, ni tampoco con los descartados Fabricio y Germán Lux. Oriol Riera y Luis Alberto serán duda hasta el último momento.

De esta manera, el Barça buscará, de nuevo, un triunfo que le permita seguir siendo líder de la Liga y acercarse un poco más al título. Riazor apunta a la Liga.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();