fcb.portal.reset.password

Bravo, durante la final / CA2015.COM

Claudio Bravo cerraba la temporada perfecta con la consecución de la Copa América con la anfitriona Chile y la elección como mejor portero del torneo. Tras vencer a Argentina en los penaltis en la final, el azulgrana lo tenía claro: "Había que ganar sí o sí".

En este sentido, el capitán de Chile manifestaba que, para alcanzar el éxito, su equipo había tenido que "dejar atrás la historia negativa" que lo acompañaba. Y es que era la primera Copa América para la selección chilena. Es por ello que Bravo consideraba que formaba parte de una "generación privilegiada" y que había merecido ganar el título.

Mascherano: "Es una tortura"

La otra cara de la moneda fue la selección argentina. El culé Javier Mascherano se mostraba decepcionado tras la derrota. "Me gustaría disfrutar con esta camiseta como nadie, pero me toca sufrir", indicaba. Y, también con la final del pasado Mundial perdida de trasfondo, añadía: "Es una tortura, no le encuentro explicación".

Volver arriba