fcb.portal.reset.password

Sergi Gómez, en una imagen de hace unos meses. FOTO: VÍCTOR SALGADO-FCB.

Sergi Gómez volverá a Can Barça este sábado. Fue azulgrana durante ocho años: del cadete hasta el Barça B, equipo en el que disputó las últimas cuatro temporadas. Desde el verano pasado forma parte del Celta de Vigo. Y las cosas le van bien. Poco a poco va entrando en los planes del técnico Eduardo Berizzo. De central o de lateral derecho, el de Arenys de Mar ha intervenido en seis de las nueve jornadas de Liga (tres como titular y tres como suplente).

El '20' del Celta, de 22 años, ha hablado con www.fcbarcelona.cat sobre su nueva vida y, especialmente, del partido contra el Barça en el Camp Nou.

¿Qué valoración hace de los primeros meses en Vigo?
"Muy buena. A nivel deportivo está siendo progresivo: empecé jugando poco y ahora prácticamente todo. Personalmente, estoy encantado con el equipo y con la ciudad. La gente me está tratando súper bien y eso ha ayudado a mi integración".

¿Qué echa de menos desde Galicia?
"Cuando sales del Barça te das cuenta de lo que es jugar allí. Las instalaciones y la infraestructura no tienen nada que ver. Pero los clubes más modestos también tienen cosas muy buenas, como una mayor proximidad y una comunicación más sencilla".Los clubes más modestos también tienen cosas muy buenas, como una mayor proximidad
¿En qué ha cambiado su juego respecto a lo que se vio de Sergi Gómez durante ocho años en el Barça?
"Diría que no he tenido que variar mucho mi fútbol, porque la filosofía del Celta es similar a la del Barça. Intentamos tener siempre el balón y hacer un buen juego y efectivo. El entrenador aporta sus ideas manteniendo los aspectos positivos que ya teníamos".

¿Qué sensación tiene jugando junto a viejos compañeros de defensa como Fontàs o Planas, y también con Nolito?
"Es como revivir viejos tiempos, es una suerte haberles encontrado aquí y seguir compartiendo equipo. Reconozco que su presencia fue un valor añadido por el que vine al Celta. Además, el resto de compañeros nos han recibido muy bien".

¿Tenían señalada la fecha del 1 de noviembre en la agenda?
"Es un partido bonito que todo el mundo quiere jugar. A mí lo que me hace más ilusión es volver a ver el entorno en el que me he criado, ya que pasé un tiempo en la antigua Masia. También tengo ganas de coincidir con personas que he conocido a lo largo de mi trayectoria y reencontrarme con ex compañeros. Reviviré muchos momentos, seguro".

Se reencontrará con Luis Enrique, que le hizo debutar en el Barça B en edad juvenil. ¿Qué recuerdo guarda de él?
"Muy bueno. Fue quien contó conmigo para hacer ese paso. Posteriormente me demostró tener confianza y me hizo jugar prácticamente todo el play-off en el que el filial ascendió a Segunda A. Sólo puedo decir cosas buenas de él".

¿Qué tiene el Celta, que, a pesar de hacer cambios, como el del propio entrenador, cada año sorprende?
"Creo que Luis Enrique hizo una buena base. Él implementó que los jugadores tuviesen ganas y practicaran un buen juego. Berizzo también nos ha transmitido ganas y mucha claridad de ideas, a nosotros y a los aficionados. Esto es muy importante".Berizzo nos ha transmitido ganas y mucha claridad de ideas, a nosotros y a los aficionados
En el Camp Nou, ¿el Celta será tan atrevido y alegre como se ha visto hasta ahora?
"Nuestra idea es salir a jugar, independientemente del partido que sea. El Camp Nou es uno de los campos más difíciles, sin duda, pero lo volveremos a intentar".

¿Qué Barça espera después de la derrota en el Clásico?
"Estoy convencido de que sus jugadores tienen talento para cambiar rápidamente de chip. Después de una derrota en el Bernabéu, donde se puede perder, ya piensan inmediatamente en el siguiente partido para cambiar la situación".

Volver arriba