fcb.portal.reset.password

Ricardo Zamora, durante un partido / FOTO: ARCHIVO FCB

Hasta ahora, el único portero barcelonista en la historia que ha marcado un gol en partido oficial es Ricardo Zamora. Fue el 14 de diciembre de 1919, hace noventa y cinco años, cuando anotó de penalti el segundo gol azulgrana en el partido del Campeonato de Catalunya que enfrentó al Barça con el Internacional en el campo de la calle Industria (2-1).

Conocido en su época como "el Diví" (“el Divino”), Zamora todavía es considerado por muchos el mejor portero de la historia del fútbol. A pesar de su corazón espanyolista, llegó a jugar en el Barça entre los años 1919 y 1922. Amigo íntimo de Josep Samitier, hizo una pareja espectacular con él durante aquellos tres años. Después, ya en el Espanyol, la unión se volvió cordial y de enconada rivalidad. Inventó la "zamorana", el rechace del balón con el codo. Y también sabía marcar de penalti.

El portero goleador

Aquel 14 de diciembre de 1919 se disputó un partido muy áspero y duro del Campeonato de Catalunya, en parte debido a la gran animosidad que reinaba entre el Barça y el equipo también barcelonés del Internacional, pero también debido a la incompetencia del árbitro Timor, según dicen las crónicas de la época. Finalmente el Barça se llevó la victoria por 2-1, con goles de Alcántara y el portero Zamora de penalti. Desconocemos la razón por la que justamente él fue el encargado de transformar la pena máxima, pero teniendo en cuenta su carácter extrovertido, es muy posible que "el Diví" terminara por imponer su criterio. Ese día el entrenador barcelonista Jack Greenwell alineó a estos jugadores: Zamora, Coma, Galicia, Torralba, Sancho, Samitier, Vinyals, Julián, Sesúmaga, Alcántara y Plaza.

Un epílogo curioso

Muchos años después, el 8 de febrero de 1978, el Barça vivió en el Camp Nou un plácido partido de Copa del Rey, con goleada sobre el Getafe por 8-0. En el minuto 85, ya con el resultado definitivo en el marcador, el árbitro pitó penalti a favor del equipo local. Entonces el público pidió a gritos que el portero barcelonista Pedro María Artola lo lanzara. Artola accedió, pero su disparo salió por encima del travesaño. Fue una lástima, porque si el portero vasco hubiera transformado el penalti ahora estaría junto a Ricardo Zamora en la historia azulgrana.

Volver arriba