fcb.portal.reset.password

Suárez celebra uno de sus dos goles / MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona ha logrado un gran resultado en Manchester. El equipo azulgrana se ha impuesto por 1-2 en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones gracias a dos goles de Luis Suárez. El uruguayo, que ha firmado su primer doblete como azulgrana, ha sido el gran protagonista de la victoria culé en Inglaterra.

El triunfo, que supone un enorme paso adelante hacia los cuartos de final, ha acabado dejando una ligera sensación agridulce debido al gol de Agüero -que suponía el 1-2- y el penalti fallado por Messi en la última acción del partido, con el City jugando con un hombre menos. Tocará sellar la clasificación el día 18, en el Camp Nou.

La idea inicial de unos y otros era a priori la misma. Tener el balón, tocar, mandar. Luis Enrique ha juntado a Sergio, Iniesta y Rakitic en un centro del campo que ya conquistó el Calderón hace pocas semanas, mientras que Pellegrini ha apostado por un once con dos puntas, algo más agresivo de lo esperado. Milner y Fernando debían liderar a los suyos.

Trabajo en equipo

Se ha impuesto el planteamiento culé. A los tres centrocampistas citados se ha unido Messi, que desequilibraba desde la zona de medios. Suyo ha sido el centro que ha provocado el 0-1 de Luis Suárez, letal en la definición tras un balón muerto dentro del área. El balón ha sido azulgrana antes y después del primer gol. El City, tocado moralmente, ha visto como el '9' culé perdonaba el segundo antes de firmarlo definitivamente en el minuto 30.

Esta vez, la diana ha sido una obra de arte coral. Los culés han triangulado durante un buen rato antes de acabar definiendo mediante Messi -que ha dejado atrás a tres rivales-, un asistente Alba y Suárez, más a gusto que nunca sobre el césped inglesa.

En media hora el FC Barcelona había igualado el resultado extraordinario de la temporada pasada. El City era consciente de ello y parecía bajar los brazos. Neymar Jr y Alves han rozado el gol con dos vaselinas. Por parte local, poco antes del descanso. Sólo un tímido remate de Nasri desde la frontal en el tiempo de descuento. Se acababa un enorme primer tiempo del Barça.

Más trabajo para Ter Stegen

En la segunda mitad la historia ha sido muy diferente. El Manchester City ha dado un paso adelante y ha salido a todas desde el principio. Sin miramientos, ha puesto cerco a la portería defendida por Ter Stegen. La avalancha ha durado cerca de diez minutos, un periodo de tiempo en el que el FC Barcelona ha sobrevivido a golpe de coraje.

Cuando parecía que la tormenta había pasado ha llegado el 1-2 de Agüero. El tanto ha recibido una buena respuesta culé. Los azulgranas han provocado la expulsión de Clichy y han podido dejar la eliminatoria mucho más encarrilada. Un penalti parado por Hart a Messi en la última acción del partido ha mantenido con vida a un City que tendrá que hacer un mínimo de dos goles en el Camp Nou para optar a la remontada.

Volver arriba