fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, en un moment de la roda de premsa a la Ciutat Esportiva Joan Gamper / FOTO: MIGUEL RUIZ -FCB

El entrenador del primer equipo del FC Barcelona ha hablado con los medios de comunicación en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Luis Enrique ha hecho balance del estado del equipo y ha incidido en la importancia de centrarse siempre en el siguiente rival a batir; en no adelantar acontecimientos. Las valoraciones generales, dice, “se hacen a final de temporada”. Ahora toca, pues, pensar en el partido de Liga contra el Levante UD. “El objetivo es ganarlos –dice-. En función de eso, ya veremos dónde estamos”. Así se evitan triunfalismos antes de tiempo, piensa el nuevo técnico del equipo. “No me he fijado que en estos siguientes 21 días tenemos que jugar siete partidos. Pero ahora nos centramos en el único partido que podemos controlar, que es el siguiente: el mensaje que siempre lanzo a los jugadores es siempre el de centrarnos en el próximo partido”.

La exigencia “siempre será la misma”, recuerda. “Nos exigimos siempre lo mismo: generar posibilidades de gol, que no nos generen; presionar y defender bien”. En el futbol es importante “no olvidar que siempre juegan dos equipos: es un deporte en que todos los equipos te generan problemas”. Al fin y al cabo, "todos los partidos fuera de casa suponen una dificultad añadida, y contra un rival con muchas virtudes. Encontraremos dificultades seguro, aunque nosotros debemos conseguir hacer nuestro juego, superar sus barrera defensiva y el juego largo, etc.”. La poblada defensa del Levante UD no debería ser un problema añadido para el Barça, porque “tenemos jugadores con muchos recursos, pero lo importante es que podamos ponerlos en práctica”. La temporada es muy larga, recuerda, y “seguro que nos encontraremos contra equipos que defienden de todas las maneras”; a pesar de que ya “estamos acostumbrados a todo tipo de situaciones”, el entrenador cree que siempre será un reto el conseguir lidiar con los modelos defensivos de todos los rivales.

Nos exigimos siempre lo mismo: generar posibilidades de gol, que no nos generen; presionar y defender

El equipo no sólo ha de ser capaz de “atacar bien, que ya lo hace”, sino que también debe “defender de manera correcta”. El hecho “evidente” de que el Barça presiona “alto”, también “implica riesgos”, dice. Pero, de momento, piensa el entrenador, el equipo “está siendo capaz de asimilar lo que entrenamos” y todos los jugadores rinden al máximo en los entrenos. Y es que la base de la filosofía de Luis Enrique es la exigencia entrenando, como ha dejado claro una vez más. “De momento no me puedo quejar: todos los jugadores lo dan todo en los entrenos: es un aspecto que han asimilad rápidamente”. Otros, en cambio, todavía “se han de mejorar”, pero éste, piensa, “es un viaje en evolución”. La temporada es un “periodo en evolución”, un largo recorrido de cambios que deben culminar en “títulos”. Así “sabre cómo valorar al equipo y al trabajo realizado”.

Al ser preguntado por la actividad de los jugadores en la redes sociales, el técnico ha querido dejar claro que le parece bien que se expresen y muestren tal cómo son. “Me parece muy bien…, hasta me emociona”, ha bromeada a carcajadas; “"Los jugadores saben lo que tienen que hacer. Me gusta que lo pasen bien en su vida privada y en su tiempo libre. Me gusta que sean expresivos, simpáticos; buena gente”, tal como son. “Se han ganado estar en este equipo y es bueno que en su vida privada hagan lo que crean conveniente”.

La temporada es un viaje en evolución

El asturiano también se ha referido a Luis Suárez, quien todavía deberá esperar un mes largo para debutar con el equipo. “Se entrena como si fuera a jugar mañana, con la misma intensidad. No sólo aporta en los entrenos sino que también aporta mucho en los partidos. Ya forma parte del grupo y está completamente adaptado. Ése era el objetivo. Es un tipo que se expresa mucho y contagia. Es un muy buen fichaje. Imaginad cuando pueda jugar, porque sin jugar ya es un gran fichaje…”

 

Volver arriba