fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, en la rueda de prensa. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

En la rueda de prensa previa al partido contra el Córdoba, el técnico Luis Enrique Martínez ha explicado lo que espera de los andaluces en el Camp Nou. "Hemos preparado el partido como lo hacemos habitualmente. La mayoría de partidos tienen características similares, con un rival cerrado y esperando el contragolpe". Es por eso que lo tiene claro: "Tenemos que estar atentos y efectivos. Intentaremos atacar con orden y criterio, y dejar pocas opciones al rival".

Aunque es el colista, Luis Enrique ha recordado que con el anterior entrenador, Albert Ferrer, "ya había merecido ganar algún partido" y ahora, con Djukic en el banquillo, "lo hizo en Bilbao". "Nos pueden hacer daño claramente al contragolpe, con Ghilas o jugadores de banda como Fidel o Borja", manifestaba.

Un "año buenísimo" a título personal

El del Córdoba será el último partido del año del Barça. Poco amante de poner notas, de cara al 2015, el asturiano apuntaba: "Tenemos que mejorar muchas cosas evidentemente, la clasificación así lo refleja". Hablaba principalmente "de aspectos de juego colectivos". "Estamos trabajando", explicaba. Asimismo se ha mostrado prudente: "No se puede sacar la varita mágica y solucionarlo".

Para las vacaciones de Navidad, ha explicado que los jugadores "tendrán su planning de trabajo", pero al mismo tiempo quiere que "estén con la familia y desconecten". "Los necesito frescos física y mentalmente", declaraba Luis Enrique.

Es tiempo también de hacer balance y, a título personal, admitía: "Ha sido un año cojonudo. Buenísimo. He podido entrenar muy a gusto en el Celta y he vuelto a casa. Esto es Disneylandia, el paraíso".

Volver arriba