fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, a la sala de premsa a Xipre. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

En la rueda de prensa previa a la quinta jornada de la Liga de Campeones en Chipre, el técnico Luis Enrique Martínez ha explicado que cree que se encontrará el Barça ante el Apoel: "Esperamos un partido parecido al que se jugó en la primera vuelta, intentaremos llevar el peso del partido. Espero de ellos un comportamiento defensivo similar, con muy pocos espacios y eso siempre crea problemas".

Y es que, según el asturiano, es un rival que tiene un peligro claro. "Una gran virtud es que encaja pocos goles. Sabe lo que hace en fase defensiva. Y cuesta hacerle ocasiones de gol claras", avisaba.

Superar los malos momentos

Los locales lucharán por la tercera plaza, mientras que los visitantes lo harán por la primera. Con el equipo clasificado, Luis Enrique reconocía abiertamente que prefería "jugar la vuelta de los octavos en casa". "Necesitamos los puntos para ser primeros, una vez conseguido el objetivo prioritario. El Apoel es ahora el escollo que hay que superar y después miraremos qué pasa en el otro partido del grupo", manifestaba.El Apoel es ahora el escollo que hay que superar y después miraremos qué pasa en el otro partido del grupo
La goleada y el juego contra el Sevilla, en el duelo más reciente, ha devuelto confianza al equipo. El entrenador azulgrana lo tiene claro: "Los malos momentos acompañan a los equipos grandes y saberlos superar forma parte del éxito en una temporada".

"Me sabe muy mal por Vermaelen"

Un jugador que no está pasando precisamente por un buen momento es Thomas Vermaelen. Decía Luis Enrique: "Es un tema delicado cuando se repiten lesiones. Me sabe muy mal, porque nos ayudaría mucho. Desde dentro debemos estar apoyándole para que se recupere pronto". Por otro lado, preguntado por la aportación de Xavi, respondía: "Es único e irrepetible por perfil, rendimiento y calidad. Es nuestro capitán, básico para nosotros cuando juega y cuando no lo hace".

Volver arriba
_satellite.pageBottom();