fcb.portal.reset.password

Contínuan los vículos del Barça con Suiza. FOTO: FCB

La historia es bien conocida, pero vale la pena rememorar la. Fue un suizo nacido en Winterthur, llamado Hans Gamper, quien, junto con su compatriota y amigo Walter Wild, fundó el FC Barcelona a finales del siglo XIX.

Tres suizos en la reunión fundacional del Club

Cuando el FC Barcelona fue fundado en el Gimnàs Solé, el 29 de noviembre de 1899, los doce socios fundadores que estamparon su firma en el acta fundacional tres eran de nacionalidad suiza, ya que el doblete Gamper-Wild se había añadido Otto Kunzle, otro compañero de correderas de las calles del barrio de Sant Gervasi de Cassoles, donde vivía Gamper. En aquella reunión Walter Wild fue nombrado presidente del FC Barcelona, el primero de su historia.

Helvéticos de los primeros años

A principios del siglo pasado fue habitual la presencia de jugadores suizos en las filas del FC Barcelona, aunque de manera más bien efímera. Aparte de los mencionados Gamper (1899-1903), Wild (1899-1901) y Kunzle (1899), la historia registra la presencia de Schilling (1899), Viderkehr (1901-02), Meyer (1901-04), Gass (1902-03), Fischer (1902-04), Gaissert (1902-03) y Fonquernie (1909).

De entre ellos, aparte de la extraordinaria figura de Joan Gamper (120 goles en 51 partidos), cabe destacar George Meyer, un magnífico centrocampista de los tiempos heroicos que jugaba con un ojo de vidrio.

El caso de Luis Cembranos

Un gran salto en el tiempo nos lleva a la temporada 1994/95, cuando el centrocampista Luis Cembranos, nacido en Lucerna (Suiza) pero criado en León, llegó a jugar seis partidos oficiales (tres de Liga y tres de Champions League ) con el primer equipo del FC Barcelona antes de ser traspasado al Espanyol.

Volver arriba