fcb.portal.reset.password

Las influencias recibidas desde el banquillo por parte de Luis Enrique / FOTO: Archivo FCB

Un total de seis entrenadores tuvo Luis Enrique durante su etapa de ocho años en el primer equipo del FC Barcelona. Son Robson, Serra Ferrer, Rexach, Van Gaal, Antic y Rijkaard, a quien el ahora entrenador del FC Barcelona valoraba en varias entrevistas elaboradas por el programa de Barça TV 'Recuerda míster'. Ahora, cuando está a punto de arrancar su etapa al frente del Barça 2014/15, rescatamos aquellas entrevistas para descubrir cuáles han sido las influencias recibidas desde el banquillo por parte del asturiano.

El verano de 1996 Luis Enrique aterrizaba en Barcelona bajo las órdenes de Bobby Robson. En aquel tiempo compartía vestuario con Guardiola, Stoichkov, Iván de la Peña y Ronaldo, entre otros. El ex capitán del Barça recuerda que Robson insistía a los jugadores a superarse constantemente, aunque pareciera imposible. El ahora técnico del primer equipo se sirve de una anécdota con Ronaldo en Compostela para explicar el carácter de Robson, exigente y motivacional en el banquillo. La imagen de un entrenador no deja de ser la de un líder, alguien que es el pastorEl año siguiente el banquillo del FC Barcelona era ocupada por Louis Van Gaal, que fue entrenador del primer equipo de 1997 a 2000, y que volvió en 2002 para estar media temporada más. Un técnico con un carácter fuerte, inteligente, estricto, pero que no dudaba en dar oportunidades a quien creyera que se lo merecía. Luis Enrique relaciona cómo debe ser un técnico y el que imponía Van Gaal en el vestuario en aquella época: "te exige desde el primer momento. Entraba al vestuario y todos estábamos atentos. He tenido otros entrenadores y era como si entrara la portera de mi casa. No pasaba nada. La imagen de un entrenador no deja de ser la de un líder, alguien que es el pastor, el pastor de las ovejas, alguien que tiene una responsabilidad. Es importante que cuando el entrenador entra no temas, pero que sepas que entra alguien que influye y que tiene una relativa influencia en el grupo", explica el asturiano.

Durante los años que Van Gaal fue entrenador del FC Barcelona, uno de los jugadores más relevantes que pasaron por sus filas fue Rivaldo. La tensión entre técnico y futbolista se respiraba. Según explica, el brasileño siempre quería jugar en una posición en concreto, mientras que el holandés era partidario de mirar por el grupo. "Creo que el entrenador debe tener la capacidad para adaptarse a un jugador y sacar lo mejor para beneficiar al grupo. Si tienes Rivaldo, que era el mejor de su tiempo, debes adaptar para que rinda al máximo, no veo una confrontación. Yo he de jugar aquí o tú aquí, pues no. Comenzamos con cosas de niños que no tienen importancia".

Luis Enrique insiste en la importancia de que un entrenador tenga claro el rol que de cada uno en el equipo: "Van Gaal tenía claro que por encima de todo estaba el equipo y que ningún jugador, se llamara como se llamara, haría lo que quisiera. Entonces, Rivaldo equivoca, para mí, por el simple hecho de decir que quiero jugar en esa posición. Pues no, demuestra que jugando allí rendirás más, no impongas al entrenador, si es que realmente fue así, querer jugar de extremo, tú jugarás si lo considera el entrenador. "

Lorenzo Serra Ferrer cogía las riendas del equipo en 2000. El entrenador mallorquín tenía una confianza sólida en los cuatro capitanes que en aquel momento lideraban el equipo, entre ellos, Luis Enrique. El asturiano tiene claro dónde han sido siempre los límites. La capitanía es una responsabilidad y un poder, no una imposición hacia el técnico. En aquella época se decía que ellos controlaban la plantilla. "Cuando las cosas van mal, es muy fácil empezar a lanzar mensajes. No he hecho una alineación de jugadores en mi vida, no he recomendado a un entrenador que ponga ningún jugador u otro, me parece una falta de respeto y profesionalidad. Ni yo ni ningún compañero de los que tuvo. Lo que pasa es que había que atacar a alguien y el G4 estábamos allí. Es cierto que Serra Ferrer da mucha importancia a los capitanes. Ellos no dejan de ser un referente de la plantilla, los que tienen que hacer consenso ", afirmaba el ex capitán.Con Rexach hicimos interpretación del sistema que teníamos en un función de los jugadores El verano siguiente, y durante una temporada, Carles Rexach, ex jugador y segundo entrenador de Johan Cruyff, pasaba a ser el primer técnico del Barça. Durante la campaña de Rexach, Luis Enrique explica como por medio de los jugadores que tenían readaptar el juego del Barça: "Hicimos interpretación del sistema que teníamos en un función de los jugadores. Seguimos el 4-3-3, pero no teníamos extremo potentes, sólo Overmars, que jugaba de extremo, y al otro lado en jugaba otro extremo falso. Parecía un extremo, pero venía hacia el centro siempre. "Antic le gustaba mucho hablar con el jugador, el buen trato El curso 2002/03 fue una temporada en la que pasó más de un entrenador para el banquillo del primer equipo. El asturiano recuerda Radomir Antic por su trato directo con los futbolistas. "Le gustaba mucho hablar con el jugador, el buen trato, potenciaba el jugador en el sentido del buen trato", aseguraba hace unos años en Barça TV.

El último técnico que tuvo Luis Enrique como jugador azulgrana fue Frank Rijkaard. Rijkaard se sentó en el banquillo del Camp Nou desde 2003 hasta 2008. Su primer año como entrenador tuvo que lidiar con los medios de comunicación por sus resultados. Luis Enrique elogia Rijkaard por cómo llevar la situación: "Fue un gran ejemplo en las ruedas de prensa. Las viví hasta la primera vuelta en su primer año. Eran muy molestas y desagradables. Supo contenerlas y aguantarse las por su manera de ser. Al final supo dar la vuelta a toda la situación ".

Volver arriba