fcb.portal.reset.password

Messi ha marcado el segundo gol del Barça / MIGUEL RUIZ - FCB

1. Un inicio fulgurante

El FC Barcelona, consciente de la importancia de ganar el derbi para continuar al frente de la tabla, ha salido muy motivado y con un alto ritmo de juego. Unos primeros 15 minutos muy buenos del equipo de Luis Enrique, en el que ha conseguido un 85,9% de posesión. Un inicio imponente de los azulgranas que se ha consumado con un buen gol de Neymar en el minuto 17.


2. El tridente atacante: Suárez, Neymar Jr y Messi

La gran movilidad de Neymar Jr ha permitido que el brasileño generara muchísimo peligro. Rápido y ágil, ha complicado la vida de la defensa perica. Él ha sido el autor del primer gol, mientras que el segundo ha sido obra de Leo Messi. El argentino, con una gran presencia entre líneas durante el partido, ha controlado el esférico perfectamente y ha superado Kiko Casilla. Messi, que se ha entendido muy bien con sus compañeros de ataque, ha enviado un balón al palo en el minuto 56. Luis Suárez, por su parte, también merece una mención especial. El uruguayo ha hecho un partido brillante: ha tenido una gran presencia atacante, con grandes intervenciones y buenas asistencias.


3. Alta movilidad del balón

El FC Barcelona ha hecho una primera parte muy completa y una segunda mitad con madurez. Los de Luis Enrique han impuesto su ritmo con el balón en los pies, han dominado el juego y se han acercado con peligro. Tras los dos goles azulgranas, y antes del descanso, los barcelonistas han contemporizado el juego y han cedido pocas opciones al Espanyol.


4. Buena contención del rival

La clave de las pocas aproximaciones blanquiazules ha sido la alta posesión del esférico. Tras los dos goles visitantes, los de Sergio González han estirado un poco las líneas, pero se han encontrado con una gran compactación del grupo y el buen posicionamiento de la pareja de centrales, hoy formada por Piqué y Mascherano. Tras el descanso, los locales han aumentado un poco la intensidad, pero no han podido conseguir hacer su primer disparo entre los tres palos hasta el minuto 68, ya después de la expulsión de Jordi Alba. De todos modos, el alto control del balón, la solidez del grupo y la seriedad azulgrana han sido clave para neutralizar al rival. Bravo, en el 85, ha salvado la ocasión más clara del Espanyol, en un remate de Stuani.


5. Xavi, 500 partidos en la Liga

El capitán del FC Barcelona sigue sumando con la camiseta del Barça. Hoy, después de sustituir a Andrés Iniesta en el minuto 87, el de Terrassa ha disputado su partido número 500 como azulgrana en la Liga, en la que ha marcado 57 goles, ha hecho 96 asistencias y ha celebrado 7 títulos.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();