fcb.portal.reset.password

Aficionados culés en el Olympiastadion de Berlín / GERMÁN PARGA-FCB

El anhelo de la quinta Liga de Campeones y del segundo triplete se hizo realidad en Berlín. Y unos 20.000 seguidores culés lo vivieron desde las gradas del majestuoso Olympiastadion. Todo un sector, detrás de una de las porterías, estaba teñido de azulgrana. Sobre todo al principio, cuando se dibujó un mosaico espectacular con el lema 'Més que un Club'.

Los seguidores de Juventus y Barça contribuyeron a que la final de la Champions League de Berlín fuera una fiesta espectacular. Las aficiones trasladaron al Olympiastadion el respeto que previamente se habían manifestado en las calles de la capital alemana. Eso sí, animando sin desfallecer nunca.

Explotaban los culés con el gol tempranero de Rakitic, pero después tuvieron que animar a sus hombres en los momentos críticos, como el gol de Morata en la segunda parte. El 2-1 de Suárez y especialmente el 3-1 de Neymar, en la última jugada del partido, desataron la euforia del barcelonismo reunido en Alemania.

La fiesta posterior al partido en el césped y en la grada del Olympiastadion fue de las que hacen época. Primero con la imagen icónica de Xavi levantando la quinta. Posteriormente nadie, ni jugadores ni aficionados, querían dejar un escenario ya inolvidable para la historia del Club. Una hora más tarde de la conclusión del encuentro, aún quedaban protagonistas en el césped y en la grada asegurándose de que lo que habían vivido no era un sueño.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();