fcb.portal.reset.password

Claudio Bravo mantiene su portería a cero / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

El Barça de Luis Enrique está mostrando en este inicio de temporada una gran seriedad defensiva. Los números hablan por sí solos, ya que en las dos primeras jornadas de Liga el conjunto azulgrana no ha recibido ningún gol. Una solidez en defensa que ya se empezó a percibir durante las semanas de pretemporada, en la que el equipo sólo recibió dos goles en los cinco partidos amistosos que disputó.

Bravo, el único imbatido en la Liga

El Barça es líder de la Liga siendo el único equipo que ha ganado las dos primeras jornadas disputadas a estas alturas. Pero los azulgranas también son líderes en otro aspecto. Con Claudio Bravo como portero titular en estos dos partidos, el chileno es el actual Zamora de la Liga después de no haber recibido todavía ningún gol. Pero además, el conjunto de Luis Enrique no ha recibido ningún remate entre los tres palos ni en el partido contra el Elche y tampoco contra el Villarreal. Una señal que muestra cómo cada día el Barça es más fuerte defensivamente. Si en la primera jornada de Liga la pareja de centrales fue Mascherano-Mathieu acompañados por los laterales Alves y Jordi Alba, el domingo en El Madrigal Piqué entró en el equipo titular para sustituir al defensa argentino, que estaba sancionado.

Buen trabajo en la pretemporada

Los únicos goles que ha recibido el Barça de Luis Enrique este curso llegaron durante los partidos de preparación. Uno fue en Niza, de penalti, y el otro llegó en el amistoso que se jugó en Ginebra contra el Nápoles. Sólo dos goles en cinco partidos en los que el técnico asturiano fue alternando los tres porteros. Masip jugó todo el partido ante el Helsinki y 45 minutos ante el Recreativo. Ter Stegen, que se recupera de una lesión lumbar, también participó en el Trofeo Colombino y defendió la portería azulgrana en Niza. Mientras que Claudio Bravo debutó con la camiseta azulgrana contra el Nápoles y jugó el Trofeo Joan Gamper.

Volver arriba