fcb.portal.reset.password

El FC Barcelona ha vencido por 2-0 al Valencia / MIGUEL RUIZ-FCB

Buen principio y mejor final para el FC Barcelona, que este sábado por la tarde se ha deshecho del Valencia en un duelo crucial para el desenlace de Liga. Un gol de Luis Suárez en el minuto 1 y otro de Leo Messi en el 93, en la última jugada del partido, han asegurado tres puntos de oro contra un Valencia que ha demostrado porque era el equipo que más tiempo llevaba sin perder en la competición. El Barça ha juntado sufrimiento y acierto en un duelo con dos caras, la de un primer tiempo con un Valencia valiente y la de un segundo con un Barça controlador.

Con este resultado, el FC Barcelona tacha una jornada más de su calendario. Quedan seis finales para un equipo que el sábado, tras recibir al PSG en Champions, jugará otra final en Cornellà-El Prat.

Gol de Suárez, supervivencia azulgrana

En Mestalla, en el duelo de la primera vuelta, se tuvo que llegar el tiempo de descuento para ver el primer gol del partido. En el Camp Nou ha tardado 55 segundos en aparecer. Un contragolpe iniciado por Sergio, liderado por Messi y rematado por Suárez ha puesto por delante a un Barça que arrancaba bien.

La respuesta che al gol azulgrana no se ha hecho esperar. El Valencia ha puesto cerco a la portería de Bravo, héroe culé al parar un penalti a Parejo en el minuto 8. Minutos más tarde, Otamendi y Alcácer, con un remate al palo, también han disfrutado de buenísimas ocasiones para sellar el empate. Sobrevivía como podía el Barça, que a pesar de sentirse incómodo por la alta presión visitante, también ha podido marcar mediante Messi, que ha rematado fuera cuando los más de 90.000 espectadores que llenaban el Camp Nou ya cantaban el segundo.

Bajo control

Los sustos en ambas áreas han ido a menos en un segundo tiempo iniciado con cambios en los laterales izquierdos de ambos equipos. Luis Enrique ha dado entrada a Rakitic en el lugar de un amonestado Adriano, situando a Mathieu como nuevo lateral. En el Valencia, Gayà ocupaba la posición de Orban, también con amarilla y con la difícil tarea de parar a Messi.

El partido ha sido otra historia. El FC Barcelona, ahora sí, ha sido el gran controlador del juego y del ritmo. Ya no sufría en la salida de balón y las posesiones se eternizaban en el campo de un Valencia venido a menos. Messi ha estrellado un balón al palo y Pedro -que había entrado por Suárez- ha generado buenas ocasiones para los culés, que finalmente han sentenciado el partido como en Mestalla, en la última jugada del partido. Messi no ha perdonado al contragolpe, con el Valencia abocado al ataque, y ha otorgado tres puntos de oro para la Liga.

Volver arriba