fcb.portal.reset.password

Suárez y Messi celebran el 6-1 / VÍCTOR SALGADO-FCB

La Liga tiene un nuevo líder. Es el FC Barcelona, que con los tres puntos logrados este domingo en el Camp Nou ya suma 62 y supera al Real Madrid tras 16 jornadas por debajo. El asalto al liderato se ha producido en una mañana excepcional de fútbol. Sol y goles se han juntado en un partido marcado por el doblete de Suárez, el hat-trick del Pichichi Messi y una nueva diana de Piqué, letales para un atrevido Rayo que ha plantado cara en el primer tiempo y que ha desaparecido en el segundo.

Suárez hace el primero

Bien pronto se ha visto que el de este domingo en el Camp Nou sería un partido atípico. No sólo por el horario, sino también por la propuesta futbolística del rival. Pocas veces un visitante se planta en el coliseo azulgrana con la voluntad de cuestionar la posesión al Barça. La apuesta de ambos equipos suponía algo diferente, seguramente una bendición para los ojos de una afición -que ha llenado el Camp Nou- más acostumbrada a encontrarse a rivales que acumulan líneas de defensores en su propio campo.

A pesar de estas diferencias el FC Barcelona ha tardado pocos minutos en hacer el primero. Una asistencia al primer toque de Xavi ha habilitado a Suárez, que no ha perdonado con un toque sutil con la derecha. Se avanzaba pronto un Barça que se sentía muy a gusto con los espacios que ofrecía tras sus defensas un Rayo valiente en la propuesta, eficaz en la presión pero poco expeditivo en tareas defensivas.

Esta fragilidad la ha podido aprovechar repetidamente el Barça. En ausencia de Neymar Jr, ha sido Pedro quien se ha asociado con peligro con Suárez y Messi, que han dispuesto de buenas y varias ocasiones para firmar el segundo. No se escondía tampoco el Rayo, que se ha acercado con asiduidad al área de Bravo, casi siempre con escaso peligro.

Ponen la directa

Poco ha tenido que ver la segunda mitad con la primera. Una jugada de córner nada más reanudarse el partido ha acabado con el gol de Piqué. Era el 2-0 para un Barça que nunca se ha dado por satisfecho. Minutos más tarde, Suárez ha provocado un penalti que ha dejado al Rayo con diez -ha sido expulsado Tito- y que ha sido transformado por Messi tras fallar el primer intento y ordenar el árbitro su repetición debido a los numerosos jugadores visitantes que habían invadido el área antes del lanzamiento.

El de penalti ha sido tan sólo el primero de los tres goles de Messi en un margen de 13 minutos. El crack argentino estaba en el lugar oportuno en la acción del 4-0 y ha definido como los ángeles en la del quinto, diana que le permite igualar a Cristiano Ronaldo al frente de la clasificación del Pichichi.

Parecía que no quedaba absolutamente nada del Rayo que tanta cara había plantado en el primer tiempo. Las dianas de Piqué y Messi, así como el hecho de jugar con diez, habían derrumbado a los visitantes, que se han encontrado con un penalti de Alves -también ha sido expulsado- que ha convertido en gol Bueno. La última palabra de la mañana, sin embargo, sería la del líder. Una nueva asociación entre Messi y Suárez ha supuesto el 6-1 definitivo para un Barça que vuelve a ser la referencia en la clasificación.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();