fcb.portal.reset.password

Gol de Piqué contra APOEL. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

El estreno europeo escondía mucha más complicación de la esperada. El Barça se ha deshecho del APOEL de Nicosia gracias a un único gol de Piqué en la primera parte. Ha sido un partido poco vistoso, con un conjunto azulgrana menos fino que en los tres partidos inaugurales de la Liga. Aunque el rival sólo ha disparado una vez entre los tres palos (y en el tiempo de descuento), los catalanes no respirarían hasta el pitido final. Todo ello en la noche que el Camp Nou ha conocido a Ter Stegen -finalmente Salvador- y ha descubierto a Samper.

Cambio de cara

Sacudía al equipo Luis Enrique con una convocatoria sin Montoya, Busquets, Pedro, Mascherano y Jordi Alba. A la hora de facilitar el once, el técnico hacía mayor la sorpresa con hasta nueve cambios respecto a los titulares que doblegaron al Athletic Club. Lo más destacado, los debuts del portero alemán y del mediocentro del filial.

También el principio se ha alejado bastante de lo que se podía prever a priori. El APOEL se ha gustado con alguna posesión larga mientras conseguía mantener el ritmo de partido bastante bajo. Una falta ejecutada por Messi en el minuto 12 bien resuelta por el portero Urko ha servido de desatascador. A partir de aquí, y hasta el descanso, el Barça se mostraría más intenso, con la sociedad formada por Messi y Neymar reencontrándose.

Piqué agujerea la pared

Al cuarto de hora, el monólogo azulgrana ya era absoluto, representativo de lo que sucedería y la sensación de peligro en el área chipriota, en crecimiento. Especialmente a balón parado, en servicios laterales. El APOEL se defendía atrasado, con las líneas muy juntas. Concedía, como mucho, golpes francos. Y así llegaba el gol de Piqué, que peinaba una falta lateral lanzada con veneno por Messi (min 28).

El 1-0 ha aportado tranquilidad momentánea al Barça, pero no ha alterado nada los planes de los visitantes. Muy lejos quedaban ya los diez primeros minutos. Ahora los locales controlaban y mordían en la recuperación. Con Samper imprimiendo velocidad al juego. Eso sí, las ocasiones se pagaban a precio de oro. Messi, asistido por Neymar y neutralizado por Urko, tendría la mejor del primer tiempo dejando aparte el gol (min 39).

Final ajustado

En la reanudación, un remate de De Vicenti rebotado en Bartra a córner ha puesto en alerta al Barça (min 57). Movía ficha Luis Enrique introduciendo a Iniesta por Xavi. Corría el tiempo y subía la moral del APOEL. Estaba vivo y no renunciaba al contragolpe. En el 67 se ha salvado por la anulación de un gol de Munir, que a continuación era sustituido por Sandro. Insistía el Barça, sin inspiración en los metros finales.

De esta manera, se entraba en el último cuarto de hora con un 1-0 que dejaba el partido abierto. Se cumplía el sueño de los de Chipre, que incluso habían realizado cambios ofensivos y se han acercado con cierto peligro en el minuto 78. El Barça había perdido confianza y se viviría un tiempo añadido movido. Primero Urko ha salvado el gol de Neymar y luego Ter Stegen evitaba el empate con una mano providencial. Así, los primeros tres puntos en la Liga de Campeones se quedaban en casa.

Volver arriba