fcb.portal.reset.password

Gol del Barça contra el Ajax. FOTO: GERMÁN PARGA-FCB.

En el mejor momento el Camp Nou ha visto la versión más brillante del Barça. Tras la derrota en París y antes de visitar el Bernabéu, no se podía permitir un tropiezo ante el Ajax en la tercera jornada de Champions League. Y no sólo ha sumado tres puntos básicos, sino que se los ha llevado mostrando una imagen excelente a nivel coral, especialmente en el primer tiempo. Neymar, Leo Messi y Andrés Iniesta han formado una sociedad deliciosa y han acabado descansando.

El Barça se ha hecho con el balón desde el primer segundo para desvanecer dudas. Se ha presentado a la cita dominador, imponente ante un rival que se le presuponía ganas de protagonismo. Prácticamente no había olido el esférico el Ajax cuando ya lo ha tenido que recoger del fondo de la red por primera vez. Messi ha puesto la directa y ha asistido a Neymar para que marcara con un toque marca de la casa (min 6). Combinaba con precisión y velocidad al Barça. Recuperaba enseguida, convirtiendo el partido en un monólogo.

La salida desde atrás con los centrales Piqué y Bartra era fluida; los laterales Alves y Alba rompían y los medios hacían hervir la olla hasta que salía Messi y la hacía explotar. La segunda erupción del argentino ha significado el 2-0, fruto de una recuperación de Mascherano y una asistencia única de Iniesta (min 23). Acto seguido, en una acción similar al primer tanto, Pedro ha enviado al palo el regalo de Messi. Brutal el '10', maravilloso su Barça. Ter Stegen, el portero continental hasta ahora, era un espectador más de la exhibición culé.

Y ha alucinado, como todo el mundo, con la jugada que se ha sacado de la manga Iniesta en el minuto 39, cuando se ha escapado de cuatro hombres y su toque final lo ha desviado el portero Cillessen. Finísimo el manchego. El Barça había firmado una primera parte completísima, asfixiando el Ajax. Y no han bajado el listón los locales en la reanudación. Messi quería más y le han anulado un gol por fuera de juego. Los atacantes Pedro y Neymar le seguían con compenetración. Mientras tanto, los holandeses empezaban a asomarse a los dominios de un Ter Stegen muy seguro con los pies y en el juego aéreo.

A partir del minuto 60, Luis Enrique reservaría escalonadamente a Neymar, Messi e Iniesta. Las ovaciones para ellos fueron monumentales. Ahora el Ajax veía por fin un poco de luz. Sin embargo, el Barça seguiría muy serio y agresivo en defensa. Con oficio, a pesar de la juventud de la mayoría de jugadores. En el último suspiro, el Ajax recortó distancias por medio de El Ghazi y, cuando buscaba el milagro, Sandro sentenció al culminar un contragolpe de manual. El equipo se aseguraba así un triunfo vital y ya piensa en el Bernabéu.

Volver arriba