fcb.portal.reset.password

Entrenamiento en el Miniestadi. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Como es habitual como previa a la llegada a los Reyes Magos desde Oriente, el primer equipo del Barça ha llevado a cabo un entrenamiento a puertas abiertas en el Miniestadi. Y como en las ediciones anteriores, esta cita ha resultado un éxito de participación. Especialmente gracias a la presencia de jóvenes aficionados culés. En total, 11.134 espectadores han asistido al Mini para vivir en directo la sesión dirigida por Luis Enrique Martínez.

No han podido ver de cerca ni a Messi, ni a Rafinha, ni a Jérémy Mathieu. Según han informado los Servicios Médicos, Messi sufría una gastroenteritis y Rafinha tenía otitis. Su evolución marcará la disponibilidad para los próximos entrenamientos. En el caso de Mathieu, ha llevado a cabo trabajo específico.

Recuperación para los titulares en Anoeta

A las once y cuarto la plantilla azulgrana llegaba al Miniestadi y saltaba al césped. El recibimiento ha sido espectacular. El equipo estrenaba nueva equipación de entrenamiento de color lila. El calentamiento ha constado de unas vueltas al campo en carrera continua y de los habituales rondos iniciales.

A partir de ahí, el equipo se ha dividido en dos. Los titulares en la derrota en Anoeta han realizado trabajo de recuperación. El resto han hecho un ejercicio de conservación del balón en espacios reducidos. Posteriormente, los suplentes y los que no jugaron en el campo de la Real Sociedad han disputado un partidillo en un cuarto de campo, con los porteros en juego. Marcaron Neymar (5), Alves, Piqué (2), Adriano, Bartra (3) y Rakitic en medio del griterío de la grada, que lo celebraba como si de una cita oficial se tratara.

El entrenamiento, de poco más de una hora de duración, ha terminado con delirio colectivo. La plantilla se ha despedido lanzado balones a los aficionados mientras sonaba el himno del Barça. Antes de irse, los jugadores han firmado autógrafos y se han fotografiado con algunos niños y un grupo de personas discapacitadas que han vivido el entrenamiento desde el mismo césped.

Volver arriba