fcb.portal.reset.password

Pedro, Messi i Neymar, golejadors a Elx. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

No tiene fin el dulce momento de forma del Barça. En el campo del Elche, en medio de la durísima eliminatoria de Copa ante el Atlético, lo ha ampliado con una nueva goleada. La tercera consecutiva fuera de casa. Esta vez por un descomunal 0-6. Tras una primera parte de picar piedra y con diana clave de Piqué, el duelo se ha decidido en la reanudación, con Leo Messi marcando y asistiendo ante un rival con diez hombres.

Entre las novedades que presentaba el once azulgrana en el Martínez Valero destacaba el descanso para Luis Suárez, que centraba la posición de Messi. De entrada, el Elche frenaba al ataque culé con las líneas muy atrasadas, orden y agresividad. Saltaban chispas en la banda de Damián y Neymar. El Barça dominaba, pero con un ritmo de juego más bajo que en las últimas ocasiones. Sacaba petróleo a balón parado.

Así creó las dos primeras ocasiones de peligro, por medio de Jordi Alba (min 14) y Messi (min 20). Y así también llegaría el primer gol, de Piqué. Xavi, pillo, ha servido una falta lateral con velocidad que ha cogido a la defensa del Elche desprevenida. En el interior del área había un Piqué en estado de gracia que bajó el balón con el pecho y lo remachó al fondo de la red (min 35). Un gol muy oportuno cuando el rival se lo empezaba a creer e incluso había hecho intervenir a Bravo en dos acciones seguidas.

El partido acabaría de decantarse hacia el bando local gracias a dos jugadas decisivas. En el minuto 54, Neymar era objeto de un penalti indiscutible y Messi lo transformaba engañando al portero Tyton. A continuación, Fayçal se iba la calle por la segunda amarilla. A partir de aquí el camino haría bajada para el Barça. Con el Elche en inferioridad y cansado, el equipo no se conformaría y ganaría en profundidad. Ahora bien, los locales también tiraban de orgullo para no ser aplastados.

El problema es que ya no podían contener la magia de Leo Messi, que, desde tres cuartos de campo, repartía caramelos a sus compañeros. Como el 0-3 y el 0-4, ambos de Neymar, ambos a pase del '10'. Ahora sí, el Barça jugaba a placer y con tono reluciente. Y no tenía suficiente. El insaciable Messi se ha apuntado el quinto y Pedro se encargaría de cerrar el marcador con el 0-6 en las postrimerías del encuentro.

Volver arriba