fcb.portal.reset.password

Luis Enrique, en la temporada 1996/97. FOTO: ARXIU FCB.

Los Barça-Sevilla, como el que se vivirá sábado, esconden una situación curiosa. En la temporada 1996/97, el actual primer entrenador azulgrana, Luis Enrique Martínez, y su segundo, Juan Carlos Unzué, fueron protagonistas. El asturiano marcó uno de los goles en el 4-0 del Camp Nou, en un partido correspondiente a la 30ª jornada de Liga. Unzué fue el portero de los andaluces aquella tarde.

Era el minuto 79 cuando Luis Enrique cerraba la contundente victoria del conjunto dirigido por Sir Bobby Robson. El gol nació de una acción inusual. El central Fernando Couto recibió un pase al espacio de Stoichkov en posición de extremo derecho y el centro del portugués no lo acierta a rematar Ronaldo, pero sí que lo peina al fondo de la red un oportunista Luis Enrique.

Se da la circunstancia de que, aquella temporada, el entonces '21' azulgrana ya había sido el verdugo sevillista en la primera vuelta. Y es que Luis Enrique fue el autor del único gol del partido en el Sánchez Pizjuán gracias a otro cabezazo. Esta vez, sin embargo, el portero era Monchi, ahora secretario técnico del club andaluz.

Volver arriba