fcb.portal.reset.password
Bravo partido con la Real Sociedad

Bravo es el octavo jugador procedente de la Real Sociedad que llega al Barcelona / Foto: Archivo FCB

Claudio Bravo es la quinta incorporación del Barça 2014-15 del Luis Enrique. El portero chileno llega procedente de la Real Sociedad después de cuajar un gran Mundial con su selección. Aterriza en el Barça después de jugar durante ocho temporadas en Anoeta donde se ha convertido en un referente como el segundo extranjero con más partidos disputados y siendo el tercer portero de la historia del Club que más veces ha vestido la camiseta 'txuri-urdin'.

El Bravo no es precisamente el primer caso de un jugador que hace el camino de la Real Sociedad en el Barça, ya que hasta siete lo han hecho antes. Han pasado 18 años desde el último caso, que fue Meho Kodro. Antes, otros como Pello Artola, Bakero o Txiki Begiristain, entre otros, han acabado teniendo un buen rendimiento en el Barça.

Pedro María Artola, 'Pello', fue el primer fichaje procedente de la Real Sociedad. Llegó durante la etapa de Hans Wesiweiler como entrenador y con la temporada ya empezada. El vasco fue portero del FC Barcelona entre 1975 y 1984, y consiguió el Trofeo Zamora en la temporada 1977-78 tras encajar 23 goles en 28 partidos de Liga. Artola era un portero sobrio, no muy alto, pero ágil y rápido de reflejos, casi siempre ataviado con su característica camiseta verde de puños y cuello negros.

El siguiente 'txuri-uridn' que aterrizó en el Camp Nou fue el centrocampista Periko Alonso. Fue traspasado al FC Barcelona después del Mundial de España de 1982. En las dos primeras temporadas en Barcelona fue titular, ganó una Copa del Rey y, posteriormente, una Supercopa de España.

La Real Sociedad en el Dream Team

Uno de los fichajes procedentes de la Real más recordados en el FC Barcelona es el de Jose Mari Bakero, que llegó al Barça en 1988. Ofensivo y con una gran capacidad de sacrificio, ejercía la función de enlace con la delantera. Hábil en el desmarque, líder y con gol, Bakero se convirtió en uno de los grandes ídolos de la afición culé.

Aquel verano de 1988, además, también aterrizaron dos jugadores más de la Real en el Barça de Johan Cruyff: Txiki Begiristain y López Rekarte.

Begiristain se convirtió en pieza básica de aquel equipo. Txiki vistió la camiseta azulgrana durante siete temporadas. Comenzó jugando como extremo izquierdo, su posición original, aunque Cruyff acabó situando en todas las posiciones de ataque, incluso de media punta.

El tercero en llegar aquel verano de 1988 fue López Rekarte, que jugó en el Barça durante tres temporadas. Ganó la Recopa de 1989-con gol suyo incluido-, la Copa del Rey de 1990 y la Liga de 1991.

El caso de Jon Andoni Goikoetxea es un caso especial. Fue fijado por el Barça el mismo verano de 1988 como una joven promesa y marchó cedido a la Real Sociedad durante dos cursos, a cambio del traspaso de Bakero, Begiristain, y Rekarte. Tras la cesión, volvió la temporada 1990-91. Goikoetxea fue pieza básica del primer título de Liga del Dream Team. Sus cuatro temporadas en el FC Barcelona estuvieron llenas de títulos y éxitos. Jugó 126 partidos de Liga y marcó 6 goles con el Barça, además de participar en la histórica final de la Copa de Europa de 1992 en Wembley.

El último en llegar, antes de Claudio Bravo, fue Meho Kodro. Kodro era un delantero bosnio que llegó al Barça después de marcar muchos goles con la Real Sociedad, y jugó en el club azulgrana la última temporada de Johan Cruyff como técnico (1995-1996), con un balance de nueve goles.

De la Real Sociedad al Barça

1975 Pello Artola
1982 Periko Alonso
1988 Bakero
1988 Txiki Begiristain
1988 López Rekarte
1988/1990 Goikoetxea
1995 Moho Kodro

Volver arriba
_satellite.pageBottom();