fcb.portal.reset.password

El equipo celebra el gol de Mathieu / MIGUEL RUIZ-FCB

Jérémy Mathieu ha decidido en Balaídos. Un gol del francés en el minuto 73 de partido ha dado tres puntos fundamentales a un FC Barcelona que ha sufrido para tumbar al Celta, que ha plantado mucha cara en el primer tiempo. En el segundo, dominio de los azulgranas, que han necesitado hasta 163 minutos –en el Camp Nou se quedaron a cero- para superar a Sergio Álvarez. El triunfo permite a los culés mantener la ventaja de cuatro puntos al frente de la clasificación, con nueve jornadas aún por delante.

Un inicio incómodo

Las primeras incógnitas del partido, las correspondientes a los recambios de Alba y Mascherano en el once, han quedado resueltas con la presencia de Piqué y Mathieu en el eje de la defensa, la de Adriano en el lateral izquierdo y la de Sergio Busquets en el pivote defensivo. A pesar de mantener hasta ocho jugadores titulares del día del Clásico no se sentían a gusto los de Luis Enrique, sobre todo durante el primer cuarto de hora.

El Celta presionaba e incomodaba a un Barça que tenía que correr tras el balón más de lo habitual. Con el paso de los minutos, sin embargo, el partido ha ido cambiando y los azulgrana se han hecho con el control del encuentro. Del balón y del ritmo. Messi ha probado a Sergio Álvarez y Neymar Jr ha desaprovechado el rechace cuando todo parecía de cara. La respuesta local ha llegado en el minuto 40, cuando Larrivey envió a las nubes una ocasión clara.

Se llegaba al descanso con sensaciones agridulces para los culés, que han sufrido en el tramo inicial y final del primer tiempo. El estado del césped, con un montón de arena, tampoco ayudaba nada.

Mejora el Barça

El partido que ha planteado el Celta en el primer tiempo no se ha podido repetir en el segundo. El esfuerzo físico ha acabado pasando factura a los locales. El Barça, ahora sí, ha mandado claramente durante toda la segunda mitad. Con Xavi sobre el césped desde el minuto 55, el conjunto azulgrana ha pisado área una y otra vez. Sólo faltaba convertir las llegadas en ocasiones.

A pesar de no someter al Barça como en el primer tiempo, el Celta también ha generado alguna buena ocasión de gol. Cuando lo ha hecho, sin embargo, siempre han aparecido a tiempo Piqué o Mathieu, colosales en tareas defensivas. El francés, además, ha acabado decidiendo el partido a favor del FC Barcelona en una jugada a balón parado.

Como el día del Madrid, Mathieu se ha elevado por encima de toda la defensa rival para avanzar al Barça en el marcador. Un espectacular remate en plancha ha acabado otorgando tres puntos decisivos contra un Celta que ha acabado desquiciado, con diez jugadores por la expulsión de Orellana por lanzarle un trozo de césped a la cara a Sergio.

Volver arriba