fcb.portal.reset.password

Bayern-Barça, en el Allianz Arena / FCB

Noventa minutos separan al Barça de la final de la Liga de Campeones de Berlín. Es lo que durará la vuelta de las semifinales en el Allianz Arena, apenas a 600 kilómetros del Olímpico de la capital germana. El 3-0 obtenido por los culés hace una semana en el Camp Nou los sitúa muy cerca de la final, pero la entidad del Bayern hace que el equipo no se fíe. El propio técnico de los alemanes, Pep Guardiola, admitía en la rueda de prensa previa que para ellos supone "un gran estímulo y un desafío" la remontada. El control del balón será, de nuevo, básico.

El Bayern, sin embargo, se encontrará a un Barça en un inconmensurable estado de forma. Después de la exhibición de la ida, el sábado dio un paso de gigante en sus aspiraciones en la Liga. Teniendo en cuenta que también es finalista de la Copa del Rey, el conjunto azulgrana se encuentra a tan sólo cinco partidos del soñado triplete. Eso sí, tiene cinco finales por delante.

Todos concentrados

Para la primera de todas, en el Allianz Arena de Múnich, el cuerpo técnico se llevó a los 23 futbolistas del primer equipo. Todos están disponibles para el entrenador Luis Enrique Martínez. Entre ellos Jérémy Mathieu, con el alta médica. También viajaron Samper, Sandro y Munir, futbolistas del filial que participaron en la fase de grupos de la competición. Como en una final. Sería la cuarta de la Liga de Campeones en 10 años y la octava de la historia del Club.

El Bayern, por su parte, ya es campeón de la Bundesliga y sólo le queda en juego la Liga de Campeones. Como el Camp Nou, continúa afectado por las bajas. Guardiola no podrá contar con hombres importantes como Alaba, Robben o Ribéry para obrar el milagro.

Volver arriba