fcb.portal.reset.password

El FC Barcelona ha ganado por 2-5 en San Mamés / MIGUEL RUIZ-FCB

Golpe sobre la mesa en San Mamés. Un Barça sublime se ha deshecho por 2-5 del Athletic Club en La Catedral en un partido eléctrico, vertical desde el principio, decidido por los atacantes culés. Messi, Suárez, De Marcos (pp), Neymar Jr y Pedro han sido los goleadores de un Barça superior en el primer tiempo y letal en el segundo, cuando ha visto que los vascos podían hacer peligrar el triunfo culé.

Tras el tropiezo del Real Madrid en el Vicente Calderón, era el momento del Barça. Los azulgranas han demostrado en el nuevo San Mamés, donde no habían ganado todavía, que llegan al tramo final de temporada con sensaciones inmejorables. Los mejores entrenamientos del curso, tal como dijo Luis Enrique el sábado, han venido seguidos de uno de los mejores partidos del año de un Barça catedralicio, que ya se encuentra a sólo un punto del líder.

Sabían los dos equipos de la importancia de empezar bien. Al Athletic Club le ha costado remontar partidos durante toda esta temporada, mientras que el Barça tenía muy fresco el recuerdo de Anoeta, donde también habría podido recortar puntos al líder pero un gol en contra en el minuto 1 se lo acabó impidiendo.

Como es habitual en Bilbao, se han vivido unos primeros minutos de lo más intensos. Los locales tenían en Aduriz a su faro en ataque, una referencia aérea que siempre incomoda al rival. También el Barça, que respondía con Messi haciendo de las suyas. El argentino, precisamente, ha sido el encargado de abrir el fuego con un lanzamiento de falta que ha desviado a gol Susaeta.

La acción ha cogido a contrapié a un Gorka que minutos más tarde se ha repuesto del 0-1 con una parada sensacional Luis Suárez cuando el Barça ya celebraba el segundo. En la otra área Bravo también respondía con nota A los remates de Aduriz y Susaeta. El partido no se detenía ni por casualidad y el 0-2 no ha tardado en llegar. Lo ha firmado Suárez con una buena finalización desde la frontal tras una dejada atrás de Messi.

Segundos más tarde, el FC Barcelona ha desaprovechado una triple ocasión para hacer el tercero. La respuesta ha local ha sido un cabezazo de Aduriz a la base del palo de Bravo. El partido recordaba, tanto por ritmo como por ocasiones, al Atlético-Barça de Copa. Como aquel día, se imponía la efectividad culé.

En los primeros minutos de la reanudación el Athletic Club ha dejado constancia de su grandeza. A pesar del resultado, y la evidente superioridad culé en el primer tiempo, los vascos han salido a por todas, cargados de fe y empujados por un estadio que ha seguido creyendo en la remontada. Han tenido argumentos para creer con la diana de Mikel Rico, el más rápido tras un rechace de Bravo en un remate desde muy cerca de Aduriz.

La reacción culé ha sido de las que hacen época. En cinco minutos, entre Messi y De Marcos han hecho el 1-3 y Neymar Jr ha anotado el cuarto con un gran disparo cruzado. Un Barça catedralicio respondía así a la reacción de un Athletic Club completamente abatido tras encajar dos goles en un abrir y cerrar de ojos. Ni la diana de Aduriz -la cuarta en siete minutos en un partido loco- ha animado a los locales, que más adelante han tenido que terminar el partido con diez jugadores por la expulsión de Etxeita.

El 2-5 ha sido la traca final en el nuevo San Mamés. Messi ha visto un espacio donde no lo ve nadie más y Sergio ha dado el gol hecho a Pedro, autor de la última diana de un partido sublime, que deja al FC Barcelona más cerca que nunca de la Liga. Por puntos y, sobre todo, por sensaciones.

Volver arriba