fcb.portal.reset.password

Los jugadores del FC Barcelona celebran uno de los goles conseguidos en Amsterdam / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El Barça ya está matemáticamente en los octavos de final de la Liga de Campeones gracias a su triunfo por 0-2 en el campo del Ajax en la cuarta jornada de la fase de grupos. A pesar del resultado, no ha sido nada sencillo. De hecho, los de Frank de Boer han puesto a los azulgrana contra las cuerdas en el primer tiempo. Hasta la aparición de Messi en el minuto 35. Después de su primer gol, el partido ha cambiado. El Barça, que venía de dos derrotas en la Liga, ha crecido hasta cerrar el encuentro con otra diana del argentino convertido en el máximo realizador de la historia de la Champions League.

Ha sido, desde el principio, un Ajax mucho más ambicioso que el que se había visto en el Camp Nou dos semanas antes. A pesar de un gol tempranero anulado a Neymar por fuera de juego previo de Alba, la presión adelantada y agresiva de los locales dificultaba la circulación de balón azulgrana. Se sucedían las pérdidas en la zona de creación en un comienzo de partido con más ritmo que ocasiones. El Ajax, que intentaba sacar con criterio el esférico desde atrás, ha tenido una de interesante en un disparo de Andersen que rozó el palo.

Lo ha llegado a pasar mal el Barça en el primer tiempo. En el ecuador de este periodo el Ajax lo ha encerrado en campo propio, generando mucho peligro, como un empalme de Klassen que ha salvado Ter Stegen (min 26). Jordi Alba se mostró salvador en más de una oportunidad cuando los holandeses ya veían el gol cerca. Los peores momentos del Barça en el Amsterdam Arena han acabado en el minuto 35. El portero Cillessen ha hecho una de cal y otra de arena. Primero ha parado un gran lanzamiento de falta de Messi y luego Bartra le ha ganado la partida y ha podido centrar para que el argentino marcara de cabeza superando en el salto a su marcador.

Hasta entonces, la posesión estaba equilibrada. En la reanudación, el Barça ha conseguido poner el punto de pausa y de dominio que necesitaba. Las sensaciones han mejorado ya al inicio del segundo tiempo. El infortunio en el gol había afectado al Ajax. La fiera se había calmado. O mejor dicho, lo ha reducido el Barça con un gol y control. Ahora jugaba con mucha más comodidad. Y con facilidad ha originado una opción clarísima cuando Cillessen ha neutralizado el uno contra uno de Suárez y Messi, que le había asistido, ha enviado el rechace al lateral de la red (min 58).

El Ajax ha despertado en el minuto 67 con un cabezazo de Milik en la parte exterior del poste. A continuación Veltman sólo pudo parar a Messi con una falta de tarjeta. Era su segunda y dejó a su equipo con diez los últimos veinte minutos. Poco después, Pedro, que acababa de entrar, hizo un centro perfecto para que Messi firmara el 0-2 y se convirtiese en el máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones. La clasificación para octavos del Barça ya estaba en el saco. La noche culminó feliz en el Amsterdam Arena.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();