fcb.portal.reset.password

Messi y Fàbregas, celebrando un gol. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Tres partidos, tres victorias y nueve puntos. Pero un triunfo sudado, trabajado, muy sufrido hasta el final. Un encuentro que se ha tenido que ganar dos veces para tenerlo en el saco y bien ligado. Primero, con los goles de Messi. Después, con las paradas de Valdés y la actitud defensiva de los de Martino. Con el 0-3 en el minuto 40 los azulgranas han dejado volver al partido a un Valencia que, espoleado por Mestalla, ha recortado diferencias y se ha volcado al ataque hasta el último segundo. Messi, que ha hecho tres goles y ha podido hacer más, ha sido el mejor de un Barça que ha sumado tres puntos más en un campo poco propicio.

Cuarenta minutos mágicos

El inicio de partido del Barça ha sido brillante. Con Neymar muy activo, Iniesta dirigiendo y Fàbregas buscando espacios, los de Martino han comenzado a conquistar Mestalla. Jugando rápido, al primer toque y con un ritmo frenético, los azulgranas han comenzado golpeando con el 0-1 de Leo Messi en el minuto 10. Ha sido la definición perfecta del partido: roba Busquets, Fàbregas asiste y Messi ejecuta.

Desde entonces y hasta el minuto 30, el Valencia no ha existido. Ha sido desactivado. Y cuando ha vuelto a la vida, el Barça lo ha vuelto a herir con dos goles en menos de dos minutos. Repitiendo el mismo guión del primer gol, el tridente Sergio-Cesc-Leo se han combinado para birlar la pelota, pasarla y marcar en el que ha sido el 0-2 de Messi. Dos minutos después, en el 40', Neymar ha vuelto a escena y ha inventado una jugada que acabó con una asistencia precisa hacia Messi, que estaba en el lugar idóneo para poner el pie y hacer el 0-3.

Postiga les da vida

Y es que cuando se estaba a punto de llegar al descanso, el Valencia ha vuelto a sacar la cabeza. Pereira desde la banda derecha ha hecho un centro que remató de manera acrobática Postiga, que ha superado a Valdés. El 1-3 ha hecho daño a los de Martino, que en el tiempo añadido de la primera parte, en la salida de un córner, han visto como de nuevo el delantero portugués marcaba superando la defensa azulgrana (2-3). Los tres goles de Messi han visto eclipsados por el intento de remontada local.

Grandes ocasiones

Mantener el ritmo de juego y goles de la primera mitad parecía imposible. Y así ha sido. Ambos equipos han controlado menos el centro del campo y esto se ha traducido en un partido más alocado, pero sin grandes ocasiones de gol por parte local. Quien ha podido hacer el cuarto minutos antes de ser sustituido ha sido Pedro, que no ha podido rematar correctamente dentro del área un preciso de Iniesta en el minuto 63.

Desde entonces y hasta el final, los de Djukic lo han probado todo, pero el Barça ha perdonado de nuevo. Messi, en el 81' y el 83', se ha plantado solo ante Diego Alves tras una jugada colectiva sensacional. En el tramo final, Alba y de nuevo Messi han intentado batir un Alves estelar en los últimos minutos. El 2-3 no se ha movido y los azulgranas han sumado tres puntos más antes del parón por selecciones en un partido que han tenido que ganar dos veces.

Volver arriba