fcb.portal.reset.password

Martino sonríe durente la charla / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Tata Martino ha sido el gran protagonista de la tercera charla del Foro Fundación, la primera de esta temporada. El actual técnico azulgrana ha compartido escenario con el ex jugador y ex entrenador Carles Rexach para debatir sobre "El banquillo del Barça". Martino y Rexach han hecho pasar un buen rato a los asistentes que había en la Sala Auditorio 1899, entre los cuales, el presidente Sandro Rosell.

"El Barça es muy grande y muy difícil. Es más grande de lo que uno se imagina desde fuera y el día a día es complicado. No hay tiempo para la relajación y siempre hay que intentar ganarlo todo", ha asegurado Martino en su primera intervención. Lo que más le ha sorprendido hasta ahora es esta necesidad de buscar tres pies al gato: "Siempre se busca alguna crisis. Cuando los resultados son buenos y no se pueden discutir imagino que aparecen estos tipos de debates sobre la posesión del balón, Neymar, etc".

Fiel seguidor del Barça

El entrenador del FC Barcelona, que ha reconocido que visitó el Museo cuando dirigía el Newell's, ha afirmado que hace años que sigue al Barça desde la distancia. "En Argentina estamos muy pendientes de lo que ocurre en Europa y, sobre todo, en España. Hemos seguido toda la evolución del Barça. Ha adoptado un estilo de juego que es muy atractivo. Lo he visto muchas veces sentado frente al televisor. Una vez aquí, teníamos que respetar este estilo", ha explicado el argentino. En este sentido, únicamente ha añadido: "Me parecía muy interesante recuperar algunas variantes tácticas que el Barça ya había utilizado en el pasado".

Martino ha confesado que su fichaje por el Barça ha sido como un cuento de hadas de los que explica a sus hijos y que por ello se autoexige al máximo: "El Barça es un desafío muy importante y algunas veces me digo a mí mismo que tengo que estar a la altura". "Se descansa bien la noche en que ganas pero al día siguiente ya tienes que pensar en el siguiente rival", ha apuntado.

Rondos, polos, cine y Clásico

"Me impresiona ver cómo entrenan. Admiro, por ejemplo, como hacen un simple rondo. Si no lo miras y sólo escuchas el sonido del balón, te das cuenta que es una percusión constante y rapidísima", ha asegurado un Martino muy distendido. El técnico azulgrana ha afirmado que aún vive en el hotel, que es un fan del cine policiaco y de intriga y que el polo verde que luce en los partidos es un regalo de su mujer. "¡Empiezo a ver bastante gente con el polo pistacho!", ha exclamado en medio de una sonrisa generalizada.

Por último, con respecto a algunos aspectos de la actualidad, Martino ha dicho que hay que incluir el Atlético de Madrid en la lucha por el título de Liga, que Puyol entrena bien pero que hay que ir con cautela con su vuelta y que ya empieza a vislumbrar su primer Clásico en el horizonte: "Uno siempre se imagina como puede ser un Clásico. Sin embargo, de entrada tengo la obligación de pensar en los partidos inmediatos (Osasuna y Milan). Haría mal si pensara en el Real Madrid".

El retrato de Rexach

Carles Rexach ha definido al Tata Martino con su particular punto de vista: "Me gusta porque es un entrenador normal y eso ya es muy importante". "Transmite tranquilidad y eso es básico. Desde fuera parece que no se pone nervioso, que domina la situación", ha añadido. Según Rexach, Martino es una persona cercana a la gente.

Volver arriba