fcb.portal.reset.password
El equipo celebra el título con una foto de grupo.

El equipo celebró el título la jornada siguiente después del partido contra el Valladolid. / FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

Era cerca de medianoche del 11 de mayo de 2013 cuando finalizaba en Cornellà-El Prat el duelo entre Espanyol y Real Madrid (segundo clasificado). El empate final (1-1) daba, de forma matemática, el campeonato de Liga al Barça. Era el 22º título de Liga para la Entidad, el cuarto en cinco años, pero también era el premio a una temporada en la que el equipo tuvo que superar varios contratiempos. Y de eso hace justo un año.

Han pasado 365 días de la consecución de un título que se convirtió en la Liga de los 100 puntos, pero también en la Liga de Tito Vilanova y Éric Abidal, que tuvieron que hacer frente a sus enfermedades durante buena parte del curso. Ahora, el FC Barcelona mantiene opciones para ser campeón y volver a dedicar el título al entrenador de Bellcaire d'Empordà, fallecido el pasado 25 de abril.

Sin jugar

La alegría de saber que el Barça era campeón de Liga tomó el equipo lejos de un estadio de fútbol. Los jugadores estaban convocados a la mañana para ir a jugar a Madrid, ya que el Barça jugaba al día siguiente contra el Atlético de Madrid. Fue un viaje muy apacible. A cuatro jornadas para el final de curso, el equipo de Tito Vilanova ya había cumplido el objetivo y se había proclamado campeón.

La sensación de ganar la competición regular sin jugar fue extraña (sólo estaban los precedentes de 1991 y 2009). El conjunto azulgrana fue recibido en el Vicente Calderón con un pasillo de honor y demostró que todavía no habían empezado las vacaciones. Quedaba un objetivo por cumplir.

Los 100 puntos

Uno de los rasgos más destacables de la temporada pasada fue el carácter ganador del equipo. A pesar de tener hecho el trabajo, el Barça ganó al Atlético de Madrid (1-2) para sumar tres puntos y seguir manteniendo una trayectoria ejemplar. Los triunfos contra Valladolid (2-1), Espanyol (0-2) y Málaga (4-1) terminaron de certificar la Liga de los 100 puntos.

Esta meta se cumplió, en parte, gracias al trabajo realizado durante todo el curso. Especialmente, en la mejor primera vuelta de la historia del club: 55 puntos de 57 posibles.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();