fcb.portal.reset.password

Neymar, amb el Trofeu Joan Gamper. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Expectación máxima en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva. Este jueves era el turno de Neymar da Silva y sus palabras, las primeras desde que se entrena con su nuevo equipo, eran muy esperadas. De entrada ha quedado patente que no le da miedo el reto de ser uno de los puntales de un club obligado a vencer. "Quiero todos los títulos. Particularmente, seré feliz si juego bien y ayudo al equipo".

Asimismo, revelaba: "Lo que más me ha impresionado es el Club y los jugadores, mucho mejor de lo que esperaba". "Ha sido una sensación maravillosa, se ha realizado mi sueño de pequeño. Giro la cabeza y veo a Messi, Iniesta, Xavi, Puyol..., soy más que feliz", añadió. Precisamente, se ha hablado mucho de la relación del brasileño con el argentino: "Es maravillosa, con toda seguridad no habrá problema. Messi es un líder, el mejor jugador del mundo y yo estoy aquí para ayudar".La relación con Messi es maravillosa, con toda seguridad no habrá problema

Neymar, que ha deseado una pronta recuperación a Tito Vilanova, ha comentado que el técnico Tata Martino no le ha dicho dónde le haría jugar, aunque la comunicación es permanente: "Es un gran entrenador, hablo con él todos los días. Habla con todo el mundo. Tener a un técnico extranjero es una gran oportunidad".

Ansioso por debutar

La comparecencia del crack se ha producido el día antes de su posible debut con el Barça en el Camp Nou con motivo del Gamper. No ha ocultado que está "ansioso" por estrenarse en casa y contra su ex equipo: "Será un gran partido. Espero poder marcar un gol contra el Santos. Tengo pensada la celebración y sería especial. Ha asegurado que, para él, "todos los partidos son de campeonato" y está preparado para triunfar: "La presión siempre existe y sé que es parte del fútbol, intento estar tranquilo".

Mejora física

A pesar de llevar tan sólo cuatro días de trabajo, el '11' culé ha explicado que las sensaciones son buenas: "Estoy mejorando físicamente, entrenando fuerte. Perdí tres kilos después de la operación de las amígdalas, pero estoy mejorando". Continuaba: "Estoy intentando adaptarme rápidamente. El juego del Barça es de los más bonitos del mundo y me esfuerzo". Al mismo tiempo, lo tiene claro: "Tengo que continuar siendo el mismo, jugando de la misma manera y seguir conquistando el sueño".

Volver arriba