fcb.portal.reset.password
Martino, durante el partit contra el Espanyol

Martino, durante el partit contra el Espanyol. FOTO: MIGUEL RUIZ - FCB

El FC Barcelona sigue descontando finales. En Cornellà-El Prat se ha deshecho del Español en un partido "intento, con muchas fricciones e interrupciones”, tal y como ha reconocido el técnico Gerardo Martino una vez acabado el partido. "Esperábamos un partido de esta naturaleza", ha aclarado el entrenador, que ha confesado que el partido se ha desarrollado como el Barça quería "durante los primeros quince minutos". Después, no tanto. "La presión del Espanyol ha mejorado y hemos tenido que salir con balón largo. El Espanyol es un equipo muy preparado en segundas jugadas", ha explicado Martino.

"Era una salida de riesgo"

El entrenador espera que se hable de fútbol en las horas posteriores al partido. "A diez mil kilómetros pensaba que se hablaba más de fútbol en los análisis de los partidos. Me parece lamentable que no se hable más de fútbol y estoy seguro de que hoy tampoco se hablará", ha afirmado, en relación a la acción que ha supuesto el 0-1 de Messi.

Sobre lo que queda de Liga, Martino ha sido claro: "Veo una cosa buena y una mala. La buena es que los derbis siempre son derbis y se tienen que ganar. Era una salida de mucho riesgo y hemos ganado. En cambio, veo que todavía quedan cosas muy difíciles y muy importantes. Quedan siete finales y siempre tenemos presente nuestra salida a Valladolid para no repetir los mismos errores". "Me parece muy importante que los jugadores recuerden como estábamos hace seis días y como estamos ahora", ha añadido el técnico.

Martino también ha querido dedicar la victoria a Valdés, lesionado de gravedad en el partido del miércoles contra el Celta. "Queremos trasladarle nuestra alegría por esta victoria y dedicarle el triunfo".

Volver arriba
_satellite.pageBottom();