fcb.portal.reset.password

 

Maradona, antes del partido del 8 de enero de 1984 / FOTO: ARCHIVO FCB

Que Diego Armando Maradona y Leo Messi coinciden en muchas cosas lo sabe todo el mundo: los dos son argentinos, se encuentran entre los mejores de la historia y han jugado en el FC Barcelona. Lo que es más extraño es ver cómo ambos coinciden también en pequeñas cosas, cuestiones que no son más que anécdotas, pero que fortalecen aún más el paralelismo de sus historias.

La que nos ocupa es uno de esos casos. El 8 de enero de 1984 Maradona reaparecía en el Camp Nou tras lesionarse gravemente contra el Athletic Club tres meses antes. Su regreso se producía en el primer partido del año en un partido contra el Sevilla en el Camp Nou. Y fue una de esas reapariciones a lo grande: titular, jugó 68 minutos y firmó un doblete que ayudó al FC Barcelona a ganar por 3-1. Buyo era el portero del Sevilla ese día.

"Estoy muy feliz. Me ha salido un partido bonito, pero quiero agradecer la colaboración de mis compañeros, que me han facilitado las cosas, y sobre todo la cariñosa bienvenida que me ha dado la gente. Para muchos goles que haga, nunca podré volver tanta estima", declaraba el Pelusa una vez acabado el partido.

Exactamente treinta años después, el 8 de enero de 2014, la historia se ha repitido punto por punto con Leo Messi como protagonista. El argentino, fuera de los terrenos de juego desde el mes de noviembre, estrenaba año en el Camp Nou. En su caso, como suplente y contra el Getafe, en un encuentro correspondiente a la Copa. El resultado final es calcado al de Maradona: dos goles en un regreso a la competición memorable. En 30 minutos sobre el césped.

Palabras parecidas

También su discurso postpartido se ha parecido al de Maradona: "Mis ganas son las de retirarme aquí. Mientras la gente me quiera, quiero jugar toda mi carrera en el FC Barcelona". Como su compatriota, también tuvo palabras de elogio hacia sus compañeros  "La plantilla demuestra que es grande y que nadie es imprescindible. Juegue quien juegue lo hace perfectamente. Es una plantilla que responde".

Parece que el Getafe tenga un imán que acerque a Messi a Maradona. En otro partido contra los madrileños, el 18 de abril de 2007, el primero copió la diana del segundo en los cuartos de final del Mundial de 1986. Una coincidencia más.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();