fcb.portal.reset.password

Neymar, autor d'un gran gol a Malàisia. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Fin de gira en Malasia. El Barça se ha despedido de Asia con un triunfo por un 1-3 ante un Malaysia XI que ha opuesto bastante resistencia. Sin Messi por una sobrecarga y finalmente en el Estadio Shah Alam de Kuala Lumpur, el equipo ha mandado, pero con dificultades para sobrepasar a un auténtico muro. Los goles de Cesc (lesionado en las postrimerías), de Neymar (con una genialidad) y de Piqué (como si de un delantero se tratara) han decidido.

Contrario resistente

El Barça se ha encontrado a un rival muy cerrado, ordenado y agresivo. Todos los jugadores quedaban embotellados en el terreno local. Seguro, este será un escenario familiar para los hombres de Tata Martino a lo largo de la temporada. Lo intentaban con las variantes ofensivas que ya habían mostrado en los otros partidos de preparación.

La diferencia técnica era monumental, pero el entusiasmo malayo, tanto de los jugadores como de la afición, compensaba. De hecho, Malaysia XI ha dispuesto de una ocasión clarísima en el minuto 20 por medio de Norsharulidlan, que entre Valdés y el palo han neutralizado. De las pocas aproximaciones nítidas de los asiáticos. En el otro lado, el Barça insistía y respondía con disparos lejanos como el de Neymar (min 26) y el de Iniesta (28).

Obra de arte de Neymar

Uno de los recursos más valiosos para los culés durante la pretemporada han sido las incursiones de Jordi Alba por la izquierda. Esta vez, un centro del lateral lo ha rematado con la cabeza Cesc para superar a un desafortunado portero local. El Barça dominaba y Malaysia XI esperaba su opción al contragolpe. Así conseguiría el empate Amri, gracias a un impecable empalme, tras un rechace de Alba (min 40).

El éxtasis ha durado muy poco a los malayos. Y es que, a continuación, Neymar volvía a poner por delante al Barça con una jugada de bandera. Rápida y letal. Dentro del área, el brasileño recogía un pase de Cesc, se ha orientado el balón con el exterior y ha batido al portero Fahmi con la izquierda, por el palo corto. Brillante.

Traca final

Precisamente, Neymar ha sido uno de los tres sustituidos en el descanso. La dinámica variaría un poco. Ahora el control del Barça era aún más intenso y cercano al área rival. El combinado de Malasia seguía aguantando con hasta seis hombres en la retaguardia y ya con menos fuerzas para replicar. La sucesión de cambios le ha ayudado a ralentizar el ritmo. Los azulgrana han terminado con un once muy diferente al principio.

Dos de los que quedaban, Cesc y Piqué, se han asociado entre ellos y el central, con toda la tranquilidad del mundo, ha batido a Fahmi (min 75). Aún habría tiempo para más oportunidades -especialmente una que ha tenido Dos Santos- y por una lesión en un tobillo de Cesc. Pero no para más goles. El Barça se despedía de Asia con un 1-3 en Malasia.

Volver arriba