fcb.portal.reset.password

Halilovic, Vucevic y Prosinecki.

Alen Halilovic firmó este lunes como jugador del Barça hasta 2019, iniciando su trayectoria en el filial. Así pues, Croacia y el FC Barcelona vuelven a quedar ligados, como lo estuvieron en la década de los noventa a través de dos futbolistas: Goran Vucevic y Robert Prosinecki. A continuación repasamos la breve trayectoria de estos dos hombres como azulgrana:

Talento en el filial

Goran Vucevic llegó en 1992 al Camp Nou como una de las promesas más grandes del fútbol balcánico. Con 21 años, le avalaba su buena técnica y el rendimiento ofrecido en el centro del campo del Hadjuk Split. Sin embargo, las restricciones en la alineación de extranjeros y la enorme competencia entre ellos le relegaron al Barça B. Habitual en las pretemporadas, apenas apareció en un par de ocasiones en el primer equipo durante su primera temporada. Vucevic estuvo en el club hasta 1997, con cesiones al Hadjuk Split y al Mérida de por medio.

Tras el Barça, el centrocampista militó en el Colonia y se retiró en su club de origen, donde posteriormente también realizaría tareas de técnico y director deportivo.

Un genio sin suerte

La llegada de Robert Prosinecki al Barça en 1995 fue una auténtica sorpresa. Pieza clave en el Estrella Roja campeón de Europa en 1991, no triunfó en el Madrid y, tras una cesión al Oviedo, recaló en el Barça. Su inicio fue ilusionante (fue la sensación del Trofeo Joan Gamper), pero poco a poco se fue apagando. Nuevamente fue castigado por las lesiones y nunca terminaría de encontrar su sitio en el esquema de Johan Cruyff.

Su etapa en el Barça se cerraría en 1996, con 50 partidos disputados y 7 goles marcados. Tras el adiós al Camp Nou se convertiría en un trotamundos del fútbol hasta su retirada, en 2004. Disputó tres Mundiales. Actualmente es entrenador.

Volver arriba