fcb.portal.reset.password

Ronaldinho abrazando a Messi / FOTO: ARCHIVO-FCB

10 años del '10 'mágico. Este domingo se cumple una década que Ronaldo de Assis Moreira 'Ronaldinho' fichó por el FC Barcelona. El astro de Porto Alegre llegó en una época gris de la historia del Club para iluminar el estadio barcelonista. Con su sonrisa contagiosa y sus malabarismos cautivó al mundo entero, y fue el líder de un equipo que ganó dos ligas consecutivas y la Champions de París.

En homenaje al crack brasileño, Barça TV estrena el documental 'Cuando el Barça recuperó la sonrisa'. El reportaje incluye testimonios del presidente del Barça, Sandro Rosell, compañeros de vestuario como Messi, Carles Puyol, Deco y Sylvinho; Eusebio Sacristán, como miembro del cuerpo técnico de Frank Rijkaard, y el jefe de Deportes de 'El País', Ramon Besa.

Cambio en positivo

Sandro Rosell destaca el giro exponencial que sufrió el Club con el fichaje del mágico brasileño: "Es la persona que cambió esta rueda negativa a que fuera positiva, y que hasta hoy se aguanta", explica el actual presidente, vicepresidente deportivo en 2003. "Con la llegada de Ronaldinho cambió la situación del Club, no sólo en el ámbito deportivo, sino en todo", recuerda Messi.

Puyol confiesa el pesimismo que se vivía previo a la llegada del '10 'azulgrana: "Veníamos de una época muy complicada. No sólo no ganábamos títulos, sino que ni los luchábamos", dice el de La Pobla. "Ronaldinho recupera el gran Barcelona. Espectacular, brillante. El Barcelona vivió el mejor de Ronnie", afirma Sylvinho.

"Ronaldinho cambió la dinámica más difícil que hay. 'Ronnie' sacó el club del momento más triste de su historia", expresa Ramon Besa, que añade:"Cuando llegó al Barça no era todavía una figura consolidada pero tenía toda una liturgia. Había una cierta expectativa. Todo el mundo fue cómplice de que podía pasar algo", dice el periodista.

Revulsivo a ritmo de 'jogo bonito'

Messi destaca la figura del brasileño como revulsivo de un equipo en horas bajas: "Creo que fue el resultado del cambio de este Club. La gente se enamoró de él. Con los títulos, la felicidad llegó". "Cada día intentaba superarse, no sólo en los 'malabares', sino en todo el juego en sí", añade el argentino.

El jefe de Deportes de 'El País', Ramon Besa, profundiza en la magia que el crack brasileño aportar al equipo: "Era como un mago que creaba escenografías que no se verían nunca más. Con Ronaldinho la gente volvió a ir al campo", remarca el periodista. En este mismo sentido se pronuncia Leo Messi: "Recuerdo unos goles y unas jugadas sus espectaculares", destaca el astro argentino.

Espectáculo, títulos y felicidad

La llegada del brasileño hizo volver el espectáculo al Camp Nou, se tradujo en títulos para el club, pero también supuso una dosis de felicidad a la plantilla y al entorno que fue clave para el éxito de su rendimiento.
"Alegre, divertido, siempre contento. Lo contagiaba. No sólo en el vestuario, también en el campo. La gente volvió a tener la ilusión de ir al campo", resume el portugués Deco.

El capitán azulgrana, Carles Puyol, también destaca las buenas vibraciones que contagiaba el astro brasileño: "Él no hacía nada forzado, todo era alegría. Disfrutaba jugando al fútbol, siempre sonriente, nunca un mal gesto. A nosotros nos transmitía mucho. Era un jugador que enganchaba". Ramon Besa es claro y directo: "Llevó humildad, juego y felicidad", añade.

Historia del club

Su paso por el club dejará huella. El presidente Sandro Rosell, lo tiene claro: "Pocas personas pueden hacer lo que él hizo. Creo que le estamos muy agradecidos, pero no suficientemente agradecidos", expresa el presidente, que añade: "Estos últimos cuatro años le debemos mucho a Ronnie". "Para mí ha sido uno de los jugadores más importantes de la historia del Barça", concluye el capitán Puyol.

Volver arriba