fcb.portal.reset.password

 

Hay días en los que no sale nada. Este sábado, el FC Barcelona ha sufrido una desgraciada derrota contra el Valencia que concluye con una brillante serie de 25 partidos consecutivos ganando en el Camp Nou en compromisos de Liga. En un práctico ejercicio de efectividad ante la portería de Valdés, el conjunto dirigido por el ex azulgrana Juan Antonio Pizzi se ha llevado los tres puntos contra un Barça que parecía tener el partido controlado hasta el 1-1 antes del descanso. A partir de entonces, la suerte ha dado la espalda a los culés.

Ni el gol de Messi de penalti ni la insistencia final -con diez por la expulsión de Alba- han podido remontar un 2-3 que supone la primera victoria che en el Camp Nou en toda una década y también un paso atrás en la lucha por el título. A pesar de todo, quedan todavía 16 jornadas por disputarse. Todo un mundo.

El 1-0 se queda corto

El partido del Camp Nou ha arrancado con una posesión azulgrana que ha durado 97 segundos. Ha sido el primer síntoma de un inicio de encuentro dominado completamente por el Barça. Esperaba atrás el conjunto che, que ha visto como Alexis inauguraba el marcador en el minuto 7 con un remate cruzado que ha sorprendido a Diego Alves. Messi había sido el asistente con un centro-chut desde el otro lado del área.

Arrancaba bien el encuentro para un Barça que ha ofrecido su mejor juego hasta el minuto 25. En este espacio de tiempo se han sucedido las ocasiones locales. Un remate de Busquets, un cabezazo de Alexis y varios remates de Messi han rozado el segundo.

Remontada che

El balón, sin embargo, ha preferido entrar en la portería del FC Barcelona. En una rápida triangulación entre Parejo y Feghouli el Valencia ha sellado el empate en su segundo remate a puerta. Con este jarro de agua fría se llegaba al descanso.

No sería el primero que recibirían los culés. Nada más iniciarse el segundo tiempo una subida por banda derecha de Barragán ha acabado con el gol de Piatti, que ha superado a Valdés en una jugada envenenada debido a varios rebotes previos. La mala suerte perseguía a los culés, que en cuatro minutos de partido han pasado de ganar 1-0 a perder por 1-2.

Jordi Alba, expulsado

La respuesta azulgrana no se ha hecho esperar. Un remate de Pedro ha acabado convertido en penalti de Ricardo Costa. Leo Messi ha transformado la pena máxima con excelencia, lejos del especialista Diego Alves. En un abrir y cerrar se había vuelto a empatar. El Camp Nou, encendido, gritaba como nunca, pero el Valencia ha vuelto a enfriar los ánimos adelantándose en el marcador en el minuto 59, esta vez mediante Paco Alcácer. Sus rápidos ataques han resultado letales.

Con esta nueva desventaja en el marcador Martino ha dado entrada a Iniesta por Xavi. El encuentro, sin embargo, nunca ha entrado en un ritmo propicio para el FC Barcelona que, pese a terminar jugando con diez por la expulsión de Jordi Alba, ha podido empatar en el tramo final. No ha habido suerte para un Barça desgraciado.

Volver arriba