fcb.portal.reset.password

El equipo celebra el primer gol contra el Betis / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona no afloja en la Liga. Este sábado, en un día marcado por el referéndum sobre el Nou Espai Barça, se ha deshecho de la trampa del colista, el Betis, por un 3-1 firmado a golpe de sobresaltos y con la rúbrica de los goles de Messi (2) y Jordi Figueras (en propia puerta). La victoria, que permite al equipo seguir con la persecución del Atlético de Madrid-un punto por encima-, se ha cuestionado en un segundo tiempo en el que los andaluces, valientes, han dominado el partido en algunas fases del juego. La efectividad, sin embargo, ha sido culé. El Barça, ahora sí, puede volver a centrarse en la Champions.

Messi no falla

Las muchas circunstancias que han rodeado al partido no han impedido al FC Barcelona arrancar con buen tono. Dominadores desde el inicio, los hombres de Gerardo Martino han intentado crear peligro principalmente a partir de la banda derecha, ocupada por Alves y Alexis. El chileno, precisamente, ha sido el gran protagonista de la acción que ha terminado abriendo el marcador. Un enorme control y una serie de fintas han acabado en el penalti de Jordi Figueras sobre el '9'. Messi no ha fallado desde el punto de penalti.

Imperial Busquets

Los mejores minutos del Barça han venido después del gol. Las apariciones de Xavi desde la segunda línea y las incorporaciones de Alves por la derecha han incomodado a un Betis que, sin embargo, ha salido con el balón jugado siempre que ha podido. El problema de los contragolpes de los andaluces, sin embargo, tenía nombre y apellido: Sergio Busquets. El mediocentro ha completado un primer tiempo sublime. Ha cortado, ha distribuido y ha dejado atrás a rivales en una demostración táctica y técnica que ha provocado que la afición acabara coreando su nombre.

Mejora el Betis

El Betis ha decidido dar un par de pasos adelante en el segundo tiempo. Sus urgencias en la Liga le obligaban a ir a buscar al Barça, que tras un lanzamiento al palo de Xavi ha vivido algunos minutos complicados con la avanzada presión ejercida por los visitantes. La ofensiva bética ha sido rematada con un doble cambio que mostraba las intenciones de Gabriel Calderón. Jorge Molina y Rubén Castro, suplentes de inicio, se han añadido a Leo Baptistao en la tripleta atacante.

El gol, sin embargo, ha vuelto a caer en la portería de Adán. Una asistencia de Adriano ha sido cortada por Jordi Figueras, el desgraciado protagonista visitante, quien ha sido el autor de un autogol que parecía condenar al Betis.

Tres minutos más tarde se ha visto que todavía quedaba mucho partido. Una acción de Rubén Castro ha sellado el 2-1 a más de veinte minutos para el final.

Era la hora de Cesc y Neymar. Con un Betis cada vez más volcado al ataque, dominador a ratos, el Barça ha podido profundizar sobre todo por el lado del brasileño, quien ha forzado un nuevo penalti por manos de Amaya. Esta vez Adán ha adivinado las intenciones de Messi, que ha rematado el 3-1 aprovechando el rechace del portero. Se habían acabado los sustos. Trampa superada.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();