fcb.portal.reset.password

Gol de Piqué contra el Màlaga. FOTO: VÍCTOR SALGADO-FCB.

Un Barça brillante en todas las líneas se ha visto contra el Málaga. No era fácil, por el ruido institucional de los días anteriores y las bajas que presentaba. Sin embargo, su juego ha disfrutado de una continuidad altísima. Asfixiante para los visitantes, desbordados por las aproximaciones y los goles de los culés. Han respondido con contundencia a los que amenazaban su liderazgo en la Liga.

Veloz, preciso y profundo ha aparecido el Barça en el Camp Nou, un escenario que hacía 18 días que no pisaba. Desde el primer segundo ha arrinconado al Málaga en campo propio. Ya en el minuto 5 ha desarticulado la poblada defensa visitante con una transición vertiginosa culminada con un disparo al palo de Alexis. La buena salida de los locales ha dejado paso a unos instantes de imprecisiones en la elaboración que han oxigenado al rival.

Incluso Duda ha hecho lucir a Valdés con un precioso lanzamiento de falta. El peligro andaluz llegaba sólo a balón parado. Momentáneamente, el planteamiento de Schuster -que se había quedado prematuramente sin Santa Cruz (su referencia ofensiva)- conseguía aislar a Messi, que, eso sí, ha tenido una gran oportunidad ante el portero Caballero en el minuto 23. A partir de aquí el Barça recuperaría el tono inicial, con una presión intensa y rondando con frecuencia el área blanquiazul.

Los dos porteros han adquirido una alta cuota de protagonismo a la media hora. Primero Valdés ha salvado un cabezazo a bocajarro de Angeleri, en un saque de falta lateral, y a continuación Caballero le ha negado el gol a Jordi Alba. El Barça se plantaba con facilidad en la línea de fondo (principalmente por la banda derecha de Alexis), pero no tenía acierto en el remate. A Pedro, por ejemplo, le ha faltado un pelo en varias ocasiones. Insistía el vigente campeón.

El premio ha sido para Piqué, que ha cazado un córner peinado por Alexis en el área pequeña y marcó por segunda semana consecutiva (min 40). Merecidísimo. En el descanso, el equipo había disparado 13 veces a portería y alcanzaba un 73% de la posesión.

En la reanudación, una aparición milagrosa de Alba ha impedido el empate del Málaga en un centro por la izquierda hacia dos delanteros con todo a favor. Ha sido un espejismo. El Barça ha seguido con empuje y una verticalidad brutal. Caballero se mantenía firme en su recital ante Alexis (min 51) y Cesc (min 53) y el palo ha robado el segundo de Piqué (min 54). Nada ni nadie ha podido hacer frente a otra jugada prodigiosa de los hombres de Tata Martino finalizada con asistencia de Messi y gol de Pedro (min 54).

El Barça era un volcán en erupción. Conducido por Xavi y liderado en ataque por Messi, sus asociaciones eran imparables. Alexis ha rubricado una entrando con el balón al fondo de la red (min 60). Con el 3-0 los azulgrana han sacado el pie del acelerador. Seguían dominando, con un ritmo más bajo. Martino ha ofrecido descanso a Pedro, Xavi y Alexis. Y la reaparición de Ibrahim Afellay -muy aplaudido- redondearía una gran noche futbolística.

Volver arriba