fcb.portal.reset.password

Alegria el dia del Clàssic. FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB.

Viernes 1 de noviembre, día de ‘Tots los Sants’... y de derbi. El Barça-Espanyol se disputa en una fecha atípica, festiva en Catalunya. Es, pues, un buen momento para acudir al Camp Nou. La extraordinaria racha de resultados del equipo en la Liga también invita: es líder con 10 victorias y 1 empate en 11 jornadas. Las dos últimas, el sábado contra el Madrid (2-1) y el martes en Vigo (0-3), han reforzado la moral barcelonista.

La mano de Martino

Acertar la alineación del Barça se ha convertido en un juego prácticamente imposible en estos últimos partidos. El técnico Tata Martino ha hecho rotar gradualmente a sus hombres más habituales. Para el derbi, el entrenador argentino tiene las bajas seguras de los lesionados Adriano (por precaución), Dos Santos, Jordi Alba y Afellay, y Oier y Cuneca, por decisión técnica. La incógnita es, pues, quien ocupará la posición de lateral izquierdo. La novedad de la lista fue Gerard Piqué.

Caras conocidas en el Espanyol

El Espanyol, por su parte, se presenta a la cita después de un buen inicio, algo aguado en las últimas seis jornadas, en las que sólo ha obtenido un triunfo. El técnico Javier Aguirre no contará con Simao, Pizzi, Stuani, Mattioni y Javi López. En cambio, podrá estar David López. Aunque vio la quinta tarjeta en la jornada intersemanal, el comité todavía no se ha reunido y, por tanto, podrá jugar. Tampoco se lo perderán los ex azulgrana Lanzarote, Víctor Sánchez, Sergio García y Abraham.

El Camp Nou es un escenario tradicionalmente complicado para los periquitos. Sólo han ganado una única vez en los últimos 31 años. En los dos precedentes más recientes el Barça goleó con el mismo resultado: 4-0.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();