fcb.portal.reset.password
Gol de Messi contra Osasuna.

Gol de Messi contra Osasuna. FOTO: VÍCTOR SALGADO-FCB.

El equipo se presentará el próximo domingo al Bernabéu, en un duelo decisivo para la Liga, habiendo recobrado las mejores sensaciones. A la victoria contra el Manchester City en Champions se le ha añadido otra de exuberante ante Osasuna. El Barça se ha gustado en una actuación mayúscula. Con Leo Messi de protagonista: se ha convertido en el máximo realizador absoluto de la historia del Club con un hat-trick y ha puesto en marcha un auténtico vendaval futbolístico. Los de Martino mordieron hasta el final y se regalaron hasta siete goles.

Partía el Barça con ocho de los jugadores que vencieron el miércoles al City (descansaban Piqué, Cesc y Neymar). El Osasuna, atrevido de entrada, le ha complicado las cosas durante el cuarto de hora inicial. Incluso ha visto como le anulaban un gol a Oriol Riera por claro fuera de juego tras un rechace de Valdés a disparo de Armenteros. Parecía como si se le estuviera atascando al Barça el partido, sin mucho ritmo hasta entonces, cuando ha reaparecido su versión más brillante.

Empieza el 'show'

En el minuto 17 se produjo el histórico gol de Messi, el que igualaba la célebre marca de Paulino Alcántara, alias 'el Romperredes' (369). Ha sido una sensacional acción colectiva, de izquierda a derecha. Pedro ha desequilibrado por su costado, ha servido para Xavi, que ha hecho una maniobra perfecta en la frontal para habilitar a Alexis. El centro del chileno lo remató Messi al fondo de la red. A continuación, en otra jugada coral, el toque delicado de Alexis se ha escapado por arriba.

El '9' azulgrana se mostraba muy activo y ha recogido la recompensa en el minuto 22, en la tercera combinación consecutiva excelsa del Barça. Esta vez por la izquierda. Alba e Iniesta han trazado una pared y el centro del lateral lo ha culminado a placer Alexis, anticipándose a su defensor. Los locales se habían apoderado por completo del balón, con un Iniesta creciente que se ha exhibido en el minuto 34 con un cañonazo impresionante con la izquierda que ha entrado como un obús. El equipo estaba pletórico de confianza ante un rival rendido.

El juego del Barça era intenso, clarividente y vistoso. Hasta el descanso ha dispuesto de múltiples oportunidades para ampliar la ventaja. Desdibujaba a la defensa navarra con un aluvión de recursos, a veces por fuera y otras por dentro. Un recital. En la reanudación, el conjunto azulgrana ha seguido muy metido. Se ha merecido el gol Pedro con una incursión llena de habilidad, aunque Riera y Arribas también habrían podido recortar distancias a bocajarro (min 52 y min 59). Como era lógico, las revoluciones culés habían disminuido un poco.

Leo 370 y 371

Con el encuentro encarado, Martino ha dado descanso a hombres como Xavi, Alexis y Mascherano. Faltaban, sin embargo, más instantes mágicos. En el minuto 62, Messi se ha fugado de forma increíble de dos rivales, se ha asociado con Iniesta y se ha apuntado el 4-0. El número 370 en su cuenta particular con el primer equipo. El público del Camp Nou, especialmente ruidoso esta tarde, se sumó a la fiesta de Leo coreándole y haciendo la ola. El gol reactivaría al Barça.

Messi ha tenido cerca el hat-trick con un preciso centro de Pedro desde la derecha, pero su toque se ha perdido por encima del larguero. El extremo canario ha sido muy generoso y productivo en todo momento. A continuación, era el portero Andrés el que evitaba el gol de Messi con una mano salvadora. Nada podría hacer en un lanzamiento de rosca de Tello -que acababa de salir- desde la frontal en dirección a la escuadra (min 78).

La guinda, claro, la tenía que colocar Messi. El argentino ha recibido un gran pase de Alves y superaría a Andrés con un disparo con la derecha. Y aún antes de terminar, Pedro encontraría el gol buscado incansablemente en los noventa minutos anteriores. En definitiva, un partido majestuoso del Barça.

Volver arriba