fcb.portal.reset.password

La plantilla celebra el primer título de la temporada / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona se ha apuntado la Supercopa de España 2013. El 0-0 vivido este miércoles en el Camp Nou ha hecho valer el empate logrado en el Vicente Calderón hace una semana (1-1) y ha permitido al Tata Martino y a Neymar Jr sumar su primer título como azulgranas. Ha sido un trabajo inmenso, sin embargo, el que ha tenido que llevar a cabo el conjunto culé para poder proclamarse campeón contra un Atlético de Madrid que ha demostrado una vez más ser un durísimo competidor y quizás el mejor equipo del otro fútbol, aquel que es opuesto al estilo generoso con el espectáculo que propone el Barça.

El partido, con mil y una batallas, trabado por faltas y protestas, ha acabado sin goles gracias a dos excelentes intervenciones de Valdés y con Messi habiendo fallado un penalti cuando el Atlético ya jugaba con diez por la expulsión de Filipe Luis, excedido en las revoluciones que exigía Simeone. De esta manera, el primer título de la temporada ya está en el bolsillo.

Pican piedra

El partido ha arrancado con un Barça que empujaba. Amo y señor del balón, ha triangulado de forma cómoda hasta la zona de tres cuartos. Allí esperaba siempre un Atlético de Madrid que ha planteado un partido idéntico al de hace una semana: buena disposición defensiva, reiteración en las faltas para cortar el ritmo culé y salidas al contragolpe siempre que fuera posible. En media hora, una asistencia de Busquets que no ha podido aprovechar Messi ha sido la mejor oportunidad local. Los de Simeone apenas habían pasado de la mitad de cancha.

Valdés y Valdés

El encuentro se ha ido calentando con el paso de los minutos. Los visitantes cometían una falta tras otra sin que el árbitro pusiera remedio: únicamente Koke ha visto la amarilla por parte visitante, mientras que por el Barça, con la mitad de faltas (6 a 12), la han visto Cesc y Busquets. Todos estos rifirrafes han alterado los ánimos de los jugadores del Barça. Y del Camp Nou, que gritaba como nunca.

Los azulgranas, aún con el dominio del balón pero menos incisivos que al inicio, han visto como el Atlético ha creado peligro en una acción en la que Arda ha rematado desde dentro del área. Víctor Valdés, sublime, ha sacado una mano de hierro para evitar el 0-1. La Supercopa seguía abierta al descanso.

El duelo ha tenido una reanudación eléctrica. Sin dominador claro, el partido ha pasado de jugarse exclusivamente en el centro del campo a dejar de tenerlo. Era una ida y vuelta que no admitía tregua y de la que el Atlético habría podido sacar provecho de no ser nuevamente por Valdés, que ha parado un buen remate del ex azulgrana Villa.

Roja a Filipe Luis

Superado el susto, poco a poco el Barça ha recuperado el balón. Martino ha dado entrada a Pedro y a Iniesta y el juego ha vuelto a fluir. El Atlético, necesitado de un gol para poder optar al título, ha perdido los papeles en los compases finales del encuentro, en los que Filipe Luis ha visto la roja directa por una agresión sobre Alves y Arda ha visto otra cuando ya estaba en el banquillo .

Entre una y otra, Godín ha pisado a Alves sin castigo alguno y Pedro ha provocado un penalti que Messi ha enviado al larguero. A pesar del error, el Barça era el merecido campeón. Un premio a su fútbol generoso con el espectáculo.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();