fcb.portal.reset.password

Busquets se lamenta / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona no podrá levantar su quinta Liga en seis años. El empate de este sábado contra el Atlético de Madrid, el nuevo campeón, lo condena a la segunda plaza de la Liga 2013/14. Sólo una victoria valía para revalidar un título que ha mantenido la emoción hasta el córner final, en el que Pinto ha subido a rematar para hacer posible un milagro que, finalmente, no se ha producido. El sueño se ha quedado muy cerca. Un gol de Alexis cerca del final del primer tiempo hacía campeón al Barça. La respuesta colchonera, sin embargo, ha llegado mediante Godín al inicio de la reanudación. Era el 1-1 que acabaría siendo definitivo.

La Liga, pues, ha sido para el Atlético de Madrid, que ha recibido la ovación del Camp Nou tras el pitido final. Todo un ejemplo de deportividad culé.

Sin fútbol para empezar

Los primeros veinte minutos de partido han permitido ver poco fútbol. Las lesiones de Diego Costa (minuto 15) y Arda Turan (minuto 21) han impedido que el encuentro tuviera un mínimo de ritmo. Los parones eran constantes, algo que no gustaba a los 96.973 asistentes al Camp Nou. Sólo Adriano, con un disparo desde la frontal, había amenazado la portería visitante. El Atlético, en cambio, se acercaba con relativo peligro con desplazamientos en largo y a balón parado.

Golazo de Alexis

El encuentro se desarrollaba más de acuerdo con los parámetros establecidos por los hombres de Diego Pablo Simeone que no por el camino que quería el FC Barcelona. Aún así, los culés lo probaban, principalmente con centros desde la derecha de Alves. En una acción por esta banda, precisamente, ha llegado el 1-0 que cambiaba la Liga de dueño. Un balón de Cesc hacia el interior del área lo ha dejado muerta con el pecho Messi. Allí, delante de él, estaba Alexis, que, muy escorado a la derecha, se ha sacado del sombrero un misil inverosímil que ha entrado por toda la escuadra de la portería de Courtois. El Camp Nou enloquecía como nunca.

Empata Godín

Este gol lo cambiaba todo. Por primera vez en seis partidos el Barça mandaba en el marcador. Ahora era el Atlético de Madrid quien necesitaba atacar y marcar. Los colchoneros lo han conseguido en el minuto 49 de partido. Después de disponer de varios córners al final del primer tiempo Godín ha firmado el 1-1 con un cabezazo al inicio de la reanudación. El guión del encuentro, ahora sí, pertenecía al Atlético de Madrid, que se ha lanzado a por la victoria una vez alcanzado el empate.

El empuje visitante ha durado 10 minutos. A partir del 60, aproximadamente, el Barça ha reaccionado. A pesar de la lesión de Busquets -sustituido por Song- los jugadores azulgranas se han volcado al ataque. Un gol anulado a Messi y un penalti no pitado a Piqué han provocado las protestas de un Camp Nou que no ha dejado de animar. Alves lo ha probado desde lejos, mientras el Atlético esperaba su momento para contraatacar en un partido ya repleto de despropósitos a causa de los nervios reinantes en un bando y otro.

Final triste

La Liga moría con el Barça asediando la portería de Courtois. Un córner en el minuto 93 ha sido el último de los muchos intentos culés. Pinto ha subido a rematarlo... pero el Atlético ha rechazado el peligro. El título era rojiblanco.

Una vez acabado el partido, la afición del FC Barcelona ha demostrado una vez más su fair-play. El estadio ha dedicado primero un largo aplauso a su propio equipo y, a continuación, ha reconocido también el mérito de un Atlético de Madrid que no ganaba la Liga desde la temporada 1995/96.

Volver arriba
_satellite.pageBottom();