fcb.portal.reset.password

Messi celebra uno de sus tres goles / FOTO: MIGUEL RUIZ-FCB

El FC Barcelona arranca con buen pie en Europa. Un hat-trick de Leo Messi y un tanto de Gerard Piqué han otorgado al conjunto azulgrana una contundente victoria en la primera jornada de la fase de grupos. Nada ha podido hacer el Ajax, un equipo valiente y con un estilo admirable, en un Camp Nou que ha visto como el Barça, de menos a más, era liderado por Messi, el encargado de hacer los goles, y por Valdés, el hombre que los paraba. El portero, nuevamente sublime, ha evitado repetidamente el 1-1 y luego ha detenido un penalti ya con 4-0 en el marcador.

De esta manera, el Barça arranca la Champions con un 4-0 que lo sitúa como líder de grupo, empatado a puntos con un AC Milan que ha tumbado al Celtic por 2-0 en San Siro. La siguiente parada europea será en Escocia, donde los azulgranas cayeron hace un año (2-1).

Dos equipos, una idea

Desde el principio se han visto sobre el césped dos equipos con un mismo libro de estilo. Nada atemorizado por el imponente escenario, el Ajax ha aplicado el mismo ideario que el Barça: riesgos en la salida de balón, juego de posesión y una alta presión sobre la defensa rival. De esta manera, el Barça se ha visto en una circunstancia que le es poco habitual. Y es que son pocos los equipos que se atreven a plantearle partidos así a los culés en su estadio.

Messi rompe la igualdad

A pesar de no encontrarse del todo cómodo, las primeras y buenas ocasiones han sido para los de Martino. Neymar Jr ha puesto repetidamente a prueba al portero Vermeer, seguro siempre que se le ha requerido. Ha tenido que ser Messi, sin embargo, quien rompiera la igualdad reinante en el marcador. Un misil suyo en un lanzamiento directo de falta que él mismo había provocado en la frontal del área ha supuesto el 1-0 para el FC Barcelona.

El gol no ha afectado al Ajax, que ha podido empatar en dos ocasiones antes del descanso. Valdés, genial, ha salvado a los culés en ambas remates, obra de Van Rhijn y Duarte. También Neymar Jr ha rozado el gol antes del descanso, al que se ha llegado con un resultado insuficiente para evitar los sobresaltos sufridos últimamente contra el Valencia y el Sevilla.

El '10' lo liquida

La segunda mitad ha sido muy diferente. El Ajax, incapaz de mantener el buen trato de balón del primer tiempo, se ha visto superado por un Barça más mordedor e intenso. Rápidamente, un contragolpe de libro dirigido por Busquets ha acabado con Messi firmando el 2-0. Si esta diana no sentenciaba el encuentro, sí lo hacía la de Piqué cuatro minutos más tarde. El central se ha elevado por encima del portero y ha rematado a gol un centro perfecto de Neymar. Una cosa quedaba clara: no habría sufrimiento final.

Una más de Valdés

Más bien todo lo contrario. La noche regalaría hasta dos momentos mágicos más. El primero ha sido el 4-0, obra del trigoleador Leo Messi, que se ha favorecido de la buena presión azulgrana antes de definir desde dentro del área. El segundo ha sido protagonizado por Víctor Valdés, que ha detenido un penalti a Sigthorsson cometido previamente por Mascherano. Así se cerraba un estreno prácticamente perfecto del Barça en Europa.

Volver arriba